Jornada de Confesiones en el Decanato San Judas Tadeo

Con motivo de la Cuaresma, los sacerdotes del Decanato San Judas Tadeo, llevarán a cabo una jornada de confesiones, en la que se reunirán en cada una de las parroquias  para administrar el Sacramento de Reconciliación. Aquí puedes consultar la fecha y horario de la parroquia de tu comunidad.  

Rezo del Rosario por el Seminario Diocesano Guadalupano de Cuautitlán

En la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, en la comunidad de Amp. Buenavista, se hizo el rezo del Santo Rosario por el Seminario Diocesano Guadalupano de Cuautitlán. Te invitamos a orar por los jóvenes que están preparándose para ser sacerdotes.  

Atenta invitación a la kermés a favor del Seminario en la comunidad de Nuestra Señora de Guadalupe

La parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, Amp. Buenavista y el padre Juan Carlos Hernández, hacen una cordial invitación a la kermés que se llevará a cabo el próximo 17 de marzo a beneficio del Seminario Diocesano Guadalupano de Cuautitlán.

Rezo del Vía Crucis en la parroquia San Judas Tadeo, Apóstol

Rezo del Vía Crucis en la parroquia San Judas Tadeo, Apóstol En la parroquia San Judas Tadeo, Apóstol, en la comunidad de El Tesoro, se lleva a cabo el rezo del Vía Crucis todos los viernes de cuaresma al terminar la celebración de la Misa de 8:00am

Hora Santa y celebración Eucarística por las vocaciones en la parroquia Ntra. Sra. de Guadalupe, Amp. Buenavista

Hora Santa y celebración Eucarística por las vocaciones en la parroquia Ntra. Sra. de Guadalupe, Amp. Buenavista

Kermés en favor del Seminario Diocesano Guadalupano de Cuautitlán

La comunidad de San Judas Tadeo, Apóstol, El Tesoro, realizó una kérmes, con el apoyo de los equipos de pastoral, los fondos recaudados serán entregados a beneficio de la formación de los seminaristas de la Diócesis.

Celebración del inicio de la cuaresma en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, Amp. Buenavista

Celebración del inicio de la cuaresma en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, Amp. Buenavista

Homilía del jueves 14 marzo de 2019, I CUARESMA

Est 4,17n. p-Rl. aa-bb. gg-hh; Sal 137; Mt 7, 7-12.
Continuando la catequesis sobre la oración, Jesús nos invita a hacerla más insistente, y con coherencia que lleva a la verdadera confianza. La diferencia entre piedra y pan, o pescado y serpiente, es obvia, convence.
De los ejemplos nos lleva a la verdad de su amor: “Si ustedes, a pesar de ser malos, saben dar cosas buenas a sus hijos… con cuánta mayor razón el Padre, que está en los cielos, dará cosas buenas a quienes se las pidan”.
Y no termina ahí la catequesis. Jesús añade algo que parece estar fuera de contexto: “Traten a los demás como quieren que ellos los traten a ustedes”. Tratemos a Dios como queremos que Él nos trate, y así con nuestros hermanos.
Un hijo camina con confianza no sólo al saber que su papá lo cuida sino también al saber que su papá confía en él. Si nos fiamos del Padre, si lo amamos, siendo Él la fuente del amor, viviremos en ese amor. Habrá mutua confianza.
Los ninivitas primero escucharon la predicación de Jonás y le creyeron. Por eso temieron al Señor, con esperanza del perdón. Llegaron al ayuno y la penitencia.
Es ejemplar la oración de Esther, que expresa la firme confianza en el Señor, y y por esa convicción actúa, buscando el bien de todo el pueblo. Reconoce que han pecado y afirma que quieren volver al Señor, le pide misericordia.
No pensemos en la oración, el ayuno y la penitencia sólo en la intimidad, para protección egoísta. Tomémoslos como vehículos para estar en el Padre, entrar en su vida, y renovar nuestra relación con los demás en el amor y la justicia. Nuestra penitencia personal, para ser completa, alimentada de la oración, tocando la realidad personal y social, convertirnos y procurar cambiar nuestro ambiente por la justicia.