Homilía del sábado 5 enero de 2019, TIEMPO DE NAVIDAD

En el reino la vida no es ya la salud física solamente, sino que se trata de la vida eterna: “El que no ama permanece en la muerte. El que odia a su hermano es un homicida y bien saben ustedes que ningún homicida tiene la vida eterna”. Es cada día, con cada persona, que hemos de realizar el seguimiento de Cristo, pues el amor no es una idea, es una relación interpersonal: “no amemos solamente de palabra, amemos de verdad y con las obras”. Amar de verdad es dar la vida, caminar con el hermano hacia la vida eterna.

Homilía del viernes 4 enero de 2019, TIEMPO DE NAVIDAD

El principio de la santidad está en permanecer con Cristo; esa santidad se hace testimonio al servir a los demás. El Hijo de Dios se encarnó “para deshacer las obras del diablo”: la mentira, la corrupción, la injusticia… Dios nos ha dado su Espíritu en el Bautismo. Si permanecemos en Él, podemos caminar en la santidad. La superación del pecado, al nacer de Dios, consiste en el camino permanente con Él, en Él. Participemos en la vida del Único Santo, Dios, que en Cristo nos regala esa vida para siempre. Permanezcamos con Jesús en “su casa” realizando las obras que provienen de Él: verdad, libertad, reconciliación, justicia y paz.

Homilía del jueves 3 enero de 2019, TIEMPO DE NAVIDAD

Ante la pregunta del mundo respecto a la identidad del Hijo de Dios, no tenemos otro camino que dar testimonio de nuestra fe. La fe se manifiesta en la vida, en la claridad que tenemos al comprender para qué estamos en el mundo. Dios viene para que seamos santos, compartiéndonos su vida de santidad, que consiste en la plenitud del amor, que hace que la vida permanezca; y donde hay ese amor está la verdad, la libertad, la justicia, la paz. ¿Cómo ser santos? Viviendo en la verdad, que nos lleva a la libertad interior y nos permite vivir la justicia para construir la paz.

Homilía del miércoles 2 enero de 2019, TIEMPO DE NAVIDAD

Con frecuencia tendemos a hacer afirmaciones como si fuéramos sabios, como si tuviéramos la certeza sobre todas las cosas. Así, hay quienes rechazan una realidad y afirman otra sólo por orgullo, autosuficiencia. Muchas teorías y tantas posturas hay respecto a la existencia de Dios, de la Encarnación de su Palabra. Hay quienes, por postura cómoda, por tener cierta presencia social, rechazan esta que es una realidad revelada. La mentira del anticristo no sólo tiene efecto en el rechazo a Dios, sino en el daño a la persona y a la creación. Ambos son convertidos en instrumentos que, al no ser útiles, son desechados.

Homilía del martes 1 de enero 2019, SANTA MARÍA MADRE DE DIOS

Él es nuestra verdadera bendición: “Que el Señor te mire con benevolencia y te conceda la paz”. La paz, desde Jesús, es la plenitud de la vida divina en nuestra vida, que nos libera de la ley oprimente, nos devuelve nuestra dignidad. Qué esta bendición, que el Señor ya nos ha dado, la hagamos realidad construyendo con María la paz desde cada familia, en nuestros ambientes, en la construcción de nuestra sociedad.

Lecturas del lunes 31 de Diciembre del 2018 (Día 7mo de la Octava de Navidad)

En este último día del año, cuando muchos pueden entregarse a fiestas sin sentido, a ruidos, luces y celebraciones, nosotros estamos llamados a proclamar serenamente que Dios es Señor de la historia, que nos ha creado para compartir su felicidad y disfrutar su amor perfecto y que nos sentimos comprometidos a testimoniarlos antes nuestros hermanos todos los días de nuestra vida. Ojalá el mundo conozca días de paz y prosperidad por el testimonio de cada cristiano que viva su fe y trasmita la esperanza y la confianza plena en un Dios que es Amor, que es Padre.

Lecturas del Domingo 30 de Diciembre del 2018 (Sagrada Familia de Jesús, María y José)

No celebraríamos bien la Navidad, si no nos diéramos cuenta de lo importante que es preservar nuestras familias. La desintegración de las familias hace que la sociedad se dehumanice y Dios no esté en el centro de la vida de los creyentes. La familia es para el cristiano el lugar donde todo lo humano tiene cabida y sentido, es el lugar donde se aprende a sentirse amado por Dios. Puede que nuestra vida familiar no sea perfecta, que no logremos la ansiada felicidad, pero pensemos que a la familia de Dios no le tocó mejor suerte: fue ignorada cuando iba a nacer el niño, fue perseguida, apenas éste vio la luz; tuvo que exiliarse para salvar la vida del hijo y pudo retornar tras la muerte de su perseguidor. A María y José no les fue fácil ser familia de Dios, pero se mantuvieron unidos custodiando a su hijo y no perdieron de vista nunca a su Dios. Hoy en esta fiesta de la Sagrada Familia, pongamos en manos de Dios, a nuestra familia y defendámosla porque es un regalo de Dios.

Homilía del viernes 28 diciembre de 2018, OCTAVA DE NAVIDAD IV

No podemos cerrar los ojos a esta realidad. Aún entre nuestros municipios, tal vez hay quienes vienen huyendo de su lugar de origen teniendo su empresa familiar, un trabajo digno, ante la presión de criminales debe salir. Tenemos que caminar en la verdad viendo con valentía lo que está pasando. No dejar que en nuestro corazón surja el odio, ni la indiferencia, sino el deseo de la justicia y la paz asumiendo nuestra identidad de discípulos de Jesús.

Lecturas del Sábado 29 de Diciembre del 2018 (Día 5to de la Octava de Navidad)

Jesús es señal de contradicción para el mundo y los católicos, como discípulos de Jesús, habremos de seguir la misma suerte que el Maestro. También habrá quien nos odie, nos persiga y nos moleste. Habrá quien nos ridiculice, se ría de nosotros y de la doctrina que predicamos. Esto no solamente no nos debe desalentar, sino que tampoco debe entristecernos, pues sabemos que seguiremos la misma suerte que el Maestro, y que si seguimos al Maestro en la Cruz, también lo imitaremos en la hora de la resurrección y también gozaremos de su victoria final, que será lo definitivo, lo que nunca pasará. Jesús venció al mundo y nos advirtió: “En el mundo tendrán tribulación, pero Yo he vencido al mundo”.