No cometer adulterio: mostrar nuestra madurez y crecimiento en la fe. Catequesis del Papa Francisco

¿Quién es entonces el adúltero, el lujurioso, el infiel? Es una persona inmadura, que se guarda su propia vida e interpreta las situaciones según su propio bienestar y satisfacción. Así, para casarse, ¡no es suficiente celebrar la boda! Necesitamos hacer un camino del “yo” al “nosotros”, del pensar solo a pensar en dos, de vivir solos a vivir en dos: es un camino hermoso, es un camino hermoso. Cuando llegamos a descentralizarnos, entonces todo acto es conyugal: trabajamos, hablamos, decidimos, encontramos a otros con una actitud acogedora y oblativa.

Homilía del martes 6 de noviembre de 2018, XXXI

Es importante que imitemos al Hijo de Dios, que “siendo Dios, no consideró que debía aferrarse a las prerrogativas de su condición divina, sino que, por el contrario, se anonadó a sí mismo tomando la condición de siervo, y se hizo semejante a los hombres”. Cristo se dejó transformar para venir a nosotros. A nosotros nos toca transformarnos para ir a Él ¡Y nosotros salimos ganando! Él, Dios, se hizo hombre por amor. Si nosotros somos invitados, dejémonos transformar por la fe y la obediencia al amor en hijos de Dios.

Lecturas del 6 de Noviembre del 2018 (Martes de la Semana 31)

Vamos hoy a proponernos descubrir en nuestras vidas las invitaciones y los llamados que nos hace todos los días el Señor. Y vamos a pedirle a María, nuestra madre, que al momento de optar entre seguir a Jesús, o distraernos con cualquier otra actividad, seamos generosos, en la certeza que recibiremos del Señor mucho más que lo que le entregamos.

Lecturas del 5 de Noviembre del 2018 (Lunes de la Semana 31)

A los cristianos no nos debe mover el egoísmo en nuestros actos. Si buscamos ser recompensados por nuestras obras, o si esperamos el elogio o la vanagloria, perdemos el mérito ante Dios. En cambio, si lo que nos mueve en nuestros actos buenos es el amor de Dios, nos espera la recompensa eterna. ¡Feliz de ti, porque ellos no tienen cómo retribuirte, y así tendrás tu recompensa en la resurrección de los justos!, dice el Señor. Así como los padres no recuerdan constantemente a sus hijos lo mucho que hicieron por ellos, conviene que una vez que hicimos una buena obra la olvidemos, sin exigir nada a cambio a nuestro prójimo, ni que la hagamos pública para recibir una alabanza de los demás. Pidamos a nuestra Madre, María, ella que entregó con generosidad su vida al Señor, que siempre nos enseñe a estar atentos a las necesidades de nuestro prójimo, por amor a su hijo Jesús, y que seamos generosos y desinteresados en nuestras ayudas y colaboraciones.

Campaña: Cobija un migrante 2018

Te invitamos a unirte a la campaña “COBIJA UN MIGRANTE” que se lleva a cabo en a Diócesis de noviembre a enero para ayudar a los migrantes que pasan por nuestro territorio, en especial a los que pasan por la Casa del Migrante. Puedes donar cobijas, bufandas, gorros, guantes, chamarras o suéteres y llevárlos a tu parroquia más cercana o a la Parroquia del Espíritu Santo ubicada en el Fraccionamiento San Blas en Cuautitlán.

Homilía del martes 30 de octubre 2018, XXX ORDINARIO

Hay acontecimientos universales, que afectan a la humanidad y en los que Dios nos interpela, son los signos de los tiempos. Hoy, el hecho de la migración es un signo en el que Dios se pone delante de nosotros en la persona del migrante. Todos tenemos derecho a estar en nuestro país de origen o salir libremente de él si queremos crecer, disfrutar, ayudar. La migración hoy es forzada, no libre, y es Cristo que nos llama para que lo acojamos en cada persona, especialmente los niños, los que buscan refugio. Hagámoslo.

Lecturas del 27 deOctubre del 2018 (Sábado de la Semana 29)

El Señor nos ha colocado en el mejor lugar, donde podemos dar más frutos según las propias condiciones y los bienes recibidos. Sin embargo, es posible que alguna vez el Señor encuentre en nosotros pocos frutos, y hasta frutos amargos. A pesar de todo, Dios vuelve una y otra vez con nuevos cuidados. Él no se desanima ante nuestras flaquezas de correspondencia. Sabe esperar, pués, junto a nuestras faltas y debilidades. Conoce la capacidad de bien que hay en cada uno de nosotros. El Señor no da nunca a nadie por perdido. Confía en nosotros. Examinemos nuestro comportamiento ya que cuando no se da toda la gloria a Dios, se convierte la existencia en un vivir estéril. Todo lo que no se hace de cara a Dios, perecerá. Aprovechemos el día de hoy para hacer propósitos firmes. Dios nos concede el tiempo que vivimos para servirle. Para dar frutos. No pensemos en un futuro lejano sino en el día de hoy y decidámonos a dar frutos para el Señor.

Homilía del viernes 26 de octubre 2018, XXIX ORDINARIO

Desde su eternidad Dios viene a nosotros, se encarna, se ‘mete a nuestra vida’, está en nuestro tiempo para nuestro siempre. Dios está y nos exige la reconciliación: “Cuando vayas con tu adversario a presentarte ante la autoridad, haz todo lo posible por llegar a un acuerdo con él en el camino”. Ese “camino” es la vida, el tiempo que tenemos para decidir.

Lecturas del 26 de Octubre del 2018 (Viernes de la Semana 29)

Dios está presente en el mundo. Dios se hace presente, conduciendo la historia. Dios sigue actuando Hoy. No debemos permanecer añorando la Iglesia del pasado. Ni podemos evadirnos soñando la Iglesia del mañana. Es preciso, según la invitación de Jesús, “darnos cuenta del momento en que nos encontramos”. Los contemporáneos de Jesús, no supieron aprovechar la actualidad prodigiosa del tiempo excepcional que estaban viviendo ¿y nosotros? ¿No nos estará pasando lo mismo? Hoy en día el Señor sigue pasando frente a nuestra vida, y cabe el peligro de que en determinadas circunstancias no lo reconozcamos. El tiempo en el que cada uno de nosotros está viviendo es el único verdaderamente importante para cada uno. Pidámosle hoy a María, que sepamos aprovechar este tiempo que nos toca vivir, descubriendo en él a Dios y ayudando a los demás a descubrirlo y a saber responder a sus exigencias.