Lecturas del 6 de Diciembre del 2017 (Miércoles de Primera Semana de Adviento)

Son muchos los pasajes del evangelio en los que Jesús se muestra conmovido por el dolor o las necesidades humanas y obra milagros para remediarlos. Resucita al hijo único de la viuda de Naim, que daba sentido a su vida y podía ayudarla en su vejez, perdona a la mujer pecadora. Esto nos enseña a nosotros, que la verdadera compasión no se contenta con lamentar el mal; la verdadera compasión, lleva a tratar de remediar el mal, si está a nuestra mano. Sólo si no está en nuestras manos poder remediarlo entonces, nos quedamos simplemente compartiendo la aflicción y el dolor del otro. Jesús pone toda su omnipotencia al servicio de su compasión y realiza el milagro de la multiplicación de los panes y los peces.