¿Qué significa tener temor de Dios?

Temor del Señor no significa «miedo». Quiere decir, por el contrario, llevar a la propia vida «el mandamiento que Dios ha dado a nuestro padre Abraham: “Camina en mi presencia y se irreprensible”». Y todo esto significa «humildad. El temor del Señor es humildad». Por eso «solamente los pequeños son capaces de entender plenamente el sentido de la humildad, el sentido del temor del Señor, porque caminan ante el Señor, siempre»: ellos, efectivamente, «se sienten observados por el Señor, custodiados por el Señor; sienten que el Señor está con ellos, que les da la fuerza para seguir adelante».

Lecturas del 31 de octubre del 2016 (Lunes de la Semana 31)

San Pablo alentaba a los primeros cristianos a poner alegría en los actos de generosidad, pues el que ama a Dios da con alegría. A nadie le agrada recibir un servicio o un bien de mala gana o con tristeza. San Agustín decía: Si das el pan triste, el pan y el premio perdiste. En cambio, el Señor valora la entrega de quien da y se da por amor, con espontaneidad, sin interés ni cálculo.

Lecturas del 20 de Junio del 2016 (Lunes de la Semana 12)

Jesús dijo a sus discípulos: No juzguen, para no ser juzgados. Porque con el criterio con que ustedes juzguen se los juzgará, y la medida con que midan se usará para ustedes. ¿Por qué te fijas en la paja que está en el ojo de tu hermano y no adviertes la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: «Deja que te saque la paja de tu ojo», si hay una viga en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano.

El Papa almuerza con 60 pobres de Florencia con platos de plástico y agua de grifo

El Papa Francisco compartió ayer, durante su viaje a Italia, el almuerzo con 60 pobres de la ciudad de Florencia que son atendidos cada día por la Cáritas de “San Francisco Pobre”. Fue servido en platos de plástico y acompañado por agua del grifo, según anticipó la revista italiana Famiglia Cristiana. El Santo Padre fue …

Lecturas del 31 de octubre de 2015 (Sábado de la Semana 30)

«Si te invitan a un banquete de bodas, no te coloques en el primer lugar, porque puede suceder que haya sido invitada otra persona más importante que tú, y cuando llegue el que los invitó a los dos, tenga que decirte: “Déjale el sitio”, y así, lleno de vergüenza, tengas que ponerte en el último lugar.
Al contrario, cuando te inviten, ve a colocarte en el último sitio, de manera que cuando llegue el que te invitó, te diga: “Amigo, acércate más”, y así quedarás bien delante de todos los invitados. Porque todo el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado.»

Papa Francisco: Cuesta reconocernos pecadores pero “somos doctores” señalando a otros

“Es fácil decir que Jesús es el Señor, difícil en cambio es reconocerse pecadores. Esta capacidad de decir que somos pecadores nos abre al estupor que nos lleva a encontrar verdaderamente a Jesucristo”, dijo el Papa Francisco en la homilía de la Misa del 3 de septiembre celebrada en la capilla de la Casa Santa …