Lecturas del 8 de Julio del 2018 (Domingo de la Semana 14)

San Pablo, en la carta a los Corintios dice: Tres veces rogué al Señor que lo alejara de mí, pero me respondió: “Te basta mi gracia; mi mayor fuerza se manifiesta en la debilidad”. Cuantas veces nos dice Jesús a nosotros también: “Te basta mi gracia”, y permite nuestras debilidades para que se manifieste mejor su fuerza. Para superar las dificultades basta la ayuda del Señor. Pero, para recibir esa ayuda, debemos estar cerca de Jesús, y pedírsela. Cuando experimentamos la soledad, el desánimo, o cualquier tipo de contrariedad debemos buscar el apoyo de la gracia, y entonces se renovará en nosotros la voluntad de recomenzar, de reemprender el camino con mayor decisión y optimismo. Sepamos imitar a San Pablo, que frente a las dificultades se llena de fortaleza y de esperanza confiando en el poder de Cristo y en su promesa: “Te basta mi gracia”.

Lecturas del 5-3-18 (Lunes de la Tercera Semana de Cuaresma)

No rechacemos a Jesús. Jesús fue rechazado en Nazaret, fue rechazado entre los suyos. Fue rechazado por envidia, por suspicacia. Nosotros, rechazamos a Jesús: cada vez que acallamos nuestra conciencia, y cedemos ante la presión de nuestro ambiente; cada vez que sentimos vergüenza de proclamar que somos cristianos, cada vez que permitimos que alguien permanezca en el error o se burle de los valores del Evangelio. En este tiempo de cuaresma, vamos a proponernos ser valientes, no negar al Señor. Aún cuando podamos quedar en ridículo, aún cuando alguien parezca sonreír cuando nos vea, hablemos de Jesús, hablemos de María, seamos capaces de demostrar la fe que profesamos.