Lecturas del 10 de Abril del 2018 (Martes de la Segunda Semana de Pascua)

Obramos con los criterios y valores del mundo en lugar de obrar inspirados por el Espiritú. Tal vez nos hemos acostumbrado a vivir solos, a ser unos solitarios sin ningún tipo de solidaridad. Este tiempo de Pascua, en que celebramos la Resurrección del Señor, es tiempo propicio para que cada uno de nosotros volvamos a nacer por el agua y el Espíritu, y nuestra vida y nuestros comportamientos, sean fiel reflejo de ello. Vamos a pedir hoy a María que guíe nuestros pasos para que siempre vivamos conforme a lo que creemos.