Lecturas del 10 de Marzo del 2018 (Sábado de la Tercera Semana de Cuaresma)

La soberbia humana es el mayor obstáculo que alguien puede poner a la gracia de Dios. Más o menos encubiertamente, vivimos creyéndonos superiores a quienes nos rodean, y sin reconocer que hemos recibido los talentos que tenemos de nuestro Padre Dios, sin mérito propio. Reconocer nuestra falta de dignidad y arrepentirnos sinceramente es la disposición necesaria para ser perdonado por Dios. Pidamos hoy a María que es modelo de humildad y maestra en enseñarnos a orar a nuestro Padre Dios, que la soberbia y el orgullo disminuyan cada día en nosotros.