Lecturas del Lunes 18 de Diciembre del 2017 (Ferias de Adviento)

José, padre legal de Jesús, descendiente de David, un hombre sencillo y fiel, que tuvo la inmensa responsabilidad de educar a Jesús, y la gran satisfaccion de ser llamado “papá” por el Salvador. José, esposo de María y jefe de esa familia bendita es el patrón de la Iglesia Universal y es el patrón de la familia cristiana.
El misterio de la Encarnación del Hijo de Dios, que estuvo sólo en Dios desde el principio de los tiempos, fue revelado a María en soledad, y en este evangelio, ese misterio le ha sido confiado a la callada prudencia de José. Pidámosle hoy al Señor ser a ejemplo de José, hombres y mujeres justas a quienes Dios pueda confiar un secreto y una misión.

Lecturas del 5 de Diciembre del 2017 (Martes de Primera Semana de Adviento)

Hacernos niños significa renunciar a la soberbia y a la autosuficiencia, reconocer que nosotros solos nada podemos, porque necesitamos de la gracia y del poder de nuestro Padre Dios para aprender a caminar y a perseverar en el camino. Ser pequeño exige abandonarse como se abandonan los niños, creer como creen los niños y pedir como piden los niños. Se trata de ser sencillos, sin complicaciones. Sin tener un corazón lleno de laberintos. Mostrarse a los demás tal cual uno es. Olvidarse de tratar de quedar bien en forma permanente. Tener sencillez en la inteligencia para aceptar las verdades del Señor. Tener sencillez en la lengua, para hablar de Dios sin vergüenza. Ser sencillos en las obras, para mostrar con ellas nuestro amor. Pidamos hoy a María que interceda ante su hijo para que nos conceda a cada uno de nosotros un corazón manso y humilde como el de Jesús.

Lecturas del 29-11-16 (Martes de Primera Semana de Adviento)

Este evangelio nos exhorta a esforzarnos por ser sencillos de corazón. Sólo así se nos revelarán las cosas del Reino. Sólo en los corazones sencillos, pueden penetrar en nosotros las cosas de Dios. Si en nosotros gana el orgullo o la soberbia, con seguridad, no nos será dada la sabiduría de Dios. Porque las cosas de Dios no se entienden con criterios puramente humanos, sino por la fé. Y la fé es un don de Dios.

Lecturas del Viernes 18 de diciembre de 2015 (Ferias de Adviento)

Este fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto. Mientras pensaba en esto, el Angel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados.» Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta: La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emanuel, que traducido significa: «Dios con nosotros.» Al despertar, José hizo lo que el Angel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa.

Lecturas del 1 de diciembre de 2015 (Martes de Primera Semana de Adviento)

«Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así lo has querido. Todo me ha sido dado por mi Padre, y nadie sabe quién es el Hijo, sino el Padre, como nadie sabe quién es el Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.» Después, volviéndose hacia sus discípulos, Jesús les dijo a ellos solos: «¡Felices los ojos que ven lo que ustedes ven! ¡Les aseguro que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que ustedes ven y no lo vieron, oír lo que ustedes oyen y no lo oyeron!»