Lecturas del 5-3-18 (Lunes de la Tercera Semana de Cuaresma)

No rechacemos a Jesús. Jesús fue rechazado en Nazaret, fue rechazado entre los suyos. Fue rechazado por envidia, por suspicacia. Nosotros, rechazamos a Jesús: cada vez que acallamos nuestra conciencia, y cedemos ante la presión de nuestro ambiente; cada vez que sentimos vergüenza de proclamar que somos cristianos, cada vez que permitimos que alguien permanezca en el error o se burle de los valores del Evangelio. En este tiempo de cuaresma, vamos a proponernos ser valientes, no negar al Señor. Aún cuando podamos quedar en ridículo, aún cuando alguien parezca sonreír cuando nos vea, hablemos de Jesús, hablemos de María, seamos capaces de demostrar la fe que profesamos.

Lecturas del 11 de Marzo del 2016 (Viernes de la Cuarta Semana de Cuaresma)

Mi Cristo, tú no tienes la lóbrega mirada de la muerte. Tus ojos no se cierran: son agua limpia donde puedo verme. Mi Cristo, tú no puedes cicatrizar la llaga del costado: un corazón tras ella noches y días me estará esperando. Mi Cristo, tú conoces la intimidad oculta de mi vida. Tú sabes mis secretos: te los voy confesando día a día. Mi Cristo, tú aleteas con los brazos unidos al madero. ¡Oh valor que convida a levantarse puro sobre el suelo! Mi Cristo, tú sonríes cuando te hieren, sordas, las espinas. Si mi cabeza hierve, haz, Señor, que te mire y te sonría. Mi Cristo, tú que esperas mi último beso darte ante la tumba. También mi joven beso descansa en ti de la incesante lucha. Amén.