Lecturas del 11 de Junio del 2018 (Lunes de la Semana 10 durante el año)

El apóstol que no trae la paz, no puede ser considerado apóstol de Cristo; el que no predica la paz, el que no construye la paz, el que no ofrece la paz es inútil que se diga y se presente como apóstol de Cristo; es lobo rapaz disfrazado de oveja. Pero para poder transmitir la paz, es necesario tenerla en nuestro corazón. Y para ello es necesario estar cerca de Dios, porque la paz es un Don del Espíritu Santo. Jesús quiere que fomentemos en nuestro corazón grandes deseos de paz y de concordia en medio de este mundo, que parece alejarse cada vez más de esa paz, porque los hombres, en ocasiones no quieren tener a Dios en su corazón. A nosotros, los cristianos, Jesús nos pide que seamos apóstoles que dejemos paz y alegría por donde pasemos.