Lecturas del 9 de Diciembre del 2017 (Sábado de Primera Semana de Adviento)

Hoy vamos a pedirle al Señor ser capaces de responder al envío que el Señor nos ha hecho a cada uno de nosotros como respondieron esos primeros doce, pero también como dice Jesús en el Evangelio, pidamos especialmente hoy al Padre que envíe más obreros a su mies. La mies es mucha. Es mucha entre quienes todavía no conocen a Dios, la mies es mucha aún entre los católicos prácticos porque muchos no han entendido el renunciamiento que exige el apostolado y por eso no se han entregado por completo. La mies es mucha y los obreros son pocos. Por eso en nuestra oración hoy vamos a pedir por vocaciones sacerdotales, religiosas y misioneras. Un pueblo, una parroquia, serán como sea su sacerdote, por eso hay necesidad de rezar muy especialmente por la santificación de los sacerdotes.

Lecturas del 9 de diciembre del 2016 (Viernes de la segunda semana de Adviento)

Hoy, como ayer, la gente habla y critica. Muchas veces aún cuando un hecho sea bueno, y aparezca como bueno, igual lo criticamos, sospechando por ejemplo de la intención que se tiene al hacer el acto bueno. El Evangelio nos pide que pensemos bien, y cuando no podamos justificar un acto, por lo menos tratemos de justificar las intenciones con que se realizó ese acto. Si no podemos hablar bien de una persona en público, entonces es preferible callar antes que criticarla. Debemos pedir al Señor la fuerza de voluntad para dominar nuestras palabras y para poner freno a nuestra lengua. Que triste es cuando parloteamos y opinamos solo para llamar la atención y para aparentar que somos muy eruditos. Pero es más triste todavía cuando llenamos de barro la fama de los demás con nuestra crítica.