Lecturas del 8 de Julio del 2018 (Domingo de la Semana 14)

San Pablo, en la carta a los Corintios dice: Tres veces rogué al Señor que lo alejara de mí, pero me respondió: “Te basta mi gracia; mi mayor fuerza se manifiesta en la debilidad”. Cuantas veces nos dice Jesús a nosotros también: “Te basta mi gracia”, y permite nuestras debilidades para que se manifieste mejor su fuerza. Para superar las dificultades basta la ayuda del Señor. Pero, para recibir esa ayuda, debemos estar cerca de Jesús, y pedírsela. Cuando experimentamos la soledad, el desánimo, o cualquier tipo de contrariedad debemos buscar el apoyo de la gracia, y entonces se renovará en nosotros la voluntad de recomenzar, de reemprender el camino con mayor decisión y optimismo. Sepamos imitar a San Pablo, que frente a las dificultades se llena de fortaleza y de esperanza confiando en el poder de Cristo y en su promesa: “Te basta mi gracia”.

Lecturas del 8 de Julio del 2017 (Sábado de la Semana 13)

La llamada de Jesús a la conversión y a penitencia no mira, en primer lugar, a las obras exteriores, los ayunos y las mortificaciones, sino a la conversión del corazón, la penitencia interior. Sin ella, las obras de penitencia permanecen estériles y engañosas. Por el contrario, la penitencia interior es una reorientación radical de toda la vida, un retorno, una conversión a Dios con todo nuestro corazón, una ruptura con el pecado.

Lecturas del 8 de Julio del 2016 (Viernes de la Semana 14)

Vosotros, que escuchasteis la llamada de viva voz que Cristo os dirigía, abrid nuestro vivir y nuestra alma al mensaje de amor que él nos envía. Vosotros, que invitados al banquete gustasteis el sabor del vino nuevo, llenad el vaso, del amor que ofrece, al sediento de Dios en su camino. Vosotros, que tuvisteis tan gran suerte de verle dar a muertos nueva vida, no dejéis que el pecado y la muerte nos priven de la vida recibida. Vosotros, que lo visteis ya glorioso, hecho Señor de gloria sempieterna, haced que nuestro amor conozca el gozo de vivir junto a él la vida eterna. Amén