Lecturas del 10 de Marzo del 2018 (Sábado de la Tercera Semana de Cuaresma)

La soberbia humana es el mayor obstáculo que alguien puede poner a la gracia de Dios. Más o menos encubiertamente, vivimos creyéndonos superiores a quienes nos rodean, y sin reconocer que hemos recibido los talentos que tenemos de nuestro Padre Dios, sin mérito propio. Reconocer nuestra falta de dignidad y arrepentirnos sinceramente es la disposición necesaria para ser perdonado por Dios. Pidamos hoy a María que es modelo de humildad y maestra en enseñarnos a orar a nuestro Padre Dios, que la soberbia y el orgullo disminuyan cada día en nosotros.

Lecturas del 18 de Septiembre del 2017 (Lunes de la Semana 24)

Este relato de la curación del siervo del centurión, nos muestra que la fé en Jesús no está destinada sólo a los judíos. El centurión era un soldado romano, que nos muestra aquí una sólida fe en Jesús. En este caso, no llevan al enfermo ante Jesús y ni siquiera el centurión va a pedirle en forma personal a Jesús que cure a su siervo. Es más, cuando le piden a Jesús por el enfermo, el Señor, para dar satisfacción al pedido, se dirige a casa del centurión. Pero antes de llegar, este soldado le hace decir: “Señor, no te molestes, porque no soy digno de que entres bajo mi techo, por eso, ni siquiera me consideraré digno de salir a tu encuentro. ¡Mándalo con tu palabra y que quede sano mi criado!”. Jesús puede hoy también sanar nuestras dolencias físicas y morales; sanar a quienes nos rodean. Tal vez si no hace el milagro se debe a que no tenemos esa “fe” y esa humildad que mostró el centurión. Pidámosle hoy con confianza a nuestro Señor que nos regale una fe en su poder, como la del centurión.

Lecturas del 18 de Agosto del 2017 (Viernes de la Semana 19)

Vamos a pedirle hoy al Señor, que conceda a los jóvenes que van a unirse en matrimonio, la convicción que ese matrimonio que van a constituir, es para toda la vida, que piensen en el paso que van a dar, que no tomen decisiones a la ligera. Que pidan siempre la ayuda del Señor para no equivocarse, y que sean conscientes que van a tener que luchar para conservar ese amor. Y vamos a pedirle hoy también por los esposos cristianos para que sepan ver a Dios en medio de ellos. Que aprovechen la gracia del sacramento y pidan al Señor que los ayude a resolver los conflictos que la convivencia trae y a mantener puro su amor.

Lecturas del 18 de sep16 (Domingo de la Semana 25)

Vengo, Señor, cansado; ¡cuánta fatiga van cargando mis hombros al fin del día! Dame tu fuerza y una caricia tuya para mis penas. Salí por la mañana entre los hombres, ¡y encontré tantos ricos que estaban pobres! La tierra llora, porque sin ti la vida es poca cosa. ¡Tantos hombres maltrechos, sin ilusiones! en ti buscan asilo sus manos torpes. Tu amor amigo, todo tu santo fuego, para su frío. Yo roturé la tierra y puse trigo; tú diste el crecimiento para tus hijos. Así, en la tarde, con el cansancio a cuestas, te alabo, Padre. Quiero todos los días salir contigo, y volver a la tarde siendo tu amigo. Volver a casa y extenderte las manos, dándote gracias. Amén

Lecturas del 18 de Agosto del 2016 (Jueves de la Semana 20)

No rechazaremos la piedra angular. Sobre el cimiento de tu cuerpo levantaremos la ciudad. Una ciudad para todos. Un gran techo común. Una mesa redonda como el mundo. Un pan de multitud. Un lenguaje de corazón abierto. Una esperanza: “Ven, Señor Jesús”. Suben las tribus del mundo, suben a la ciudad. Los que hablaban en lenguas diferentes proclaman la unidad. Nadie grita: “¿Quién eres?”, O: “¿De dónde?” Todos se llaman hijos de la paz. ¡Jerusalén, ciudad dichosa! ¡Jerusalén, visión de paz! Sobre los cielos te levantas, alta ciudad de piedras vivas, y ángeles puros te coronan como una joven desposada. ¡Jerusalén, ciudad dichosa! Desciendes virgen de los cielos y entras al tálamo de bodas para ser cuerpo del Esposo; tus azoteas y tus muros son construcción de oro purísimo. Relampaguea jubilosa la pedrería de tus puertas; abres tus ámbitos sagrados y, por la palma de sus méritos, penetra en ellos el que sufre pasión por Cristo en este mundo. ¡Oh hermosas piedras bien labradas, prueba tras prueba, golpe a golpe! ¡Como se ajustan en sus puestos bajo la mano del artífice, y permanecen duraderas en los sagrados edificios! Gloria y honor al Dios altísimo, al Padre, al Hijo y al Paráclito. Suyo el poder y la alabanza; suyo el reinado por los siglos. Amén

Cuasiparroquia “Asunción de la Santísima Virgen María y Santa Elena”

[restabs alignment=”osc-tabs-right” responsive=”true” icon=”true” text=”Otras secciones” tabcolor=”#23A38F” tabheadcolor=”#ffffff” seltabcolor=”#32DEC3″ seltabheadcolor=”#ffffff” tabhovercolor=”#1B6E61″] [restab title=”Información General” active=”active”] Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María, acepta nuestra confianza, robustécela en nuestro corazón y preséntala ante el rostro del Dios único en la santísima Trinidad. Amén INFORMACIÓN GENERAL Dirección: Avenida Juan Pablo II S/N, Fracc. Santa Elena, 54801, …