Lecturas del 6 de Julio del 2018 (Viernes de la Semana 13)

El Señor le dice a Mateo: Sígueme. Mateo, instantáneamente lo siguió. Mateo, deja todo y lo sigue. ¡Qué lección, para nosotros! Mateo, siendo rico, sin dudar, dejó todo y siguió a Jesús. Se produjo en él una conversión del corazón, y se desprendió del apego a sus bienes, para seguir a Jesús. Nosotros deberíamos hoy mirar qué cosas nos atan. Qué cosas nos impiden poder responder hoy, generosamente, al llamado que Jesús nos hace también a nosotros: Sígueme.

Lecturas del 6 de Julio del 2017 (Jueves de la Semana 13)

Dios no es con nosotros, ahora, menos compasivo y misericordioso que lo fue antes con quienes lo seguían. También a nosotros nos dice lo mismo que al pobre paralítico: «¡Animo, hijo; tus pecados quedan perdonados!» Nuestra confianza en su poder de perdonar y en su bondad es la que posibilita el perdón de Dios. Jesús ha querido hacer participes del poder de perdonar los pecados a sus ministros y sacerdotes, para que lo ejerzan en su nombre: “Les aseguro que todo lo que aten en la tierra quedará atado en el Cielo, y todo lo que desaten en la tierra, quedará desatado en el Cielo”, dice Jesús al conceder a sus apóstoles y a sus sucesores, la potestad de perdonar los pecados a través del Sacramento de la Reconciliación.

Lecturas del 6 de Julio del 2016 (Miércoles de la Semana 14)

¡Columnas de la Iglesia, piedras vivas! ¡Apóstoles de Dios, grito del Verbo! Benditos vuestros pies, porque han llegado para anunciar la paz al mundo entero. De pie en la encrucijada de la vida, del hombre peregrino y de los pueblos, lleváis agua de Dios a los cansados, hambre de Dios lleváis a los hambrientos. De puerta en puerta va vuestro mensaje, que es verdad y es amor y es Evangelio. No temáis, pecadores, que sus manos son caricias de paz y de consuelo. Gracias, Señor, que el pan de tu palabra nos llega por tu amor, pan verdadero; gracias, Señor, que el pan de vida nueva nos llega por tu amor; partido y tierno. Amén