Lecturas del 3 de Julio del 2016 (Domingo de la Semana 14)

Gracias, Señor, por el día, por tu mensaje de amor que nos das en cada flor; por esta luz de alegría, te doy las gracias, Señor. Gracias, Señor, por la espina que encontraré en el sendero, donde marcho pregonero de tu esperanza divina; gracias, por ser compañero. Gracias, Señor, porque dejas que abrase tu amor mi ser; porque haces aparecer tus flores a mis abejas, tan sedientas de beber. Gracias por este camino, donde caigo y me levanto, donde te entrego mi canto mientras marcho peregrino, Señor, a tu nombre santo. Gracias, Señor, por la luz que ilumina mi existir; por este dulce dormir que me devuelve a tu cruz. ¡Gracias, Señor, por vivir! Amén