home Homilías Homilía del 4 de enero de 2018, Navidad

Homilía del 4 de enero de 2018, Navidad

1Jn 3,7-10; Sal 97; Jn 1, 35-42.

El camino de la fe no está únicamente en la decisión y el esfuerzo personal; está también en la comunidad que ayuda, acompaña, fortaleciendo con el testimonio; caminamos de fe en fe, de testimonio en testimonio, de apoyo en apoyo.
Juan, como precursor, realiza su tarea, preparando el camino, la disposición del corazón, para abrir la voluntad de cada persona hacia el Mesías. Ahora cada discípulo ha de vivir el encuentro profundo con Cristo. “Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él ese día. Eran como las cuatro de la tarde”. Ir, ver, permanecer un día, expresan el camino de iniciación a la vida en Cristo. Un día es toda la vida. La casa es la vida de Jesús.
Cuando el discípulo, encaminado por el precursor, ha encontrado y aceptado la acogida de Jesús, está llamado a dar continuidad a este importante ministerio del anuncio, de preparar el camino.
Andrés, discípulo de Juan, corre a anunciar al Mesías. “El primero a quien encontró Andrés, fue a su hermano Simón, y le dijo: ‘Hemos encontrado al Mesías’ (que quiere decir ‘el ungido’)”. Así, la vocación de Pedro está definida al vivir su encuentro personal con Cristo, quien “fijando en él la mirada, le dijo: ‘Tú eres Simón, hijo de Juan. Tú te llamarás Kefás’ (que significa Pedro, es decir, ‘roca’)”. Los discípulos de Juan crecen al encontrar a Jesús. Jesús lanza a una nueva etapa a Pedro y a cada uno de los que va llamando.
Caminar en la fe son pasos personales de crecimiento junto con el itinerario comunitario de acompañamiento, testimonio y anuncio constante del Ungido. Ir a Jesús, tocarlo, permanecer en Él, conocerlo, es la iniciación que revivimos en este tiempo de Navidad. Por eso inaugura el Año Litúrgico. Vivámoslo con gozosa esperanza, transformemos el mundo.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Migrantes y refugiados: hombres y mujeres que buscan la paz

Observando a los migrantes y a los refugiados, esta mirada sabe descubrir que no llegan con las manos vacías: traen...

Close