home Homilías Homilía del Jueves 10 Enero de 2019, TIEMPO DE NAVIDAD

Homilía del Jueves 10 Enero de 2019, TIEMPO DE NAVIDAD

1Jn 4, 19-5, 4; Sal 71; Lc 4,14-22.

Después de estar refugiada en Egipto, la familia había regresado a Nazaret, donde vivían José y María. Evoca la presencia del Espíritu que inunda a la Joven Virgen y en su seno concibe al Hijo de Dios.
Ahora Jesús vuelve a la sinagoga de ese pueblo para anunciar: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para llevar a los pobres la buena nueva, para anunciar la liberación a los cautivos y la curación a los ciegos, para dar libertad los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor”.
Es la proclamación solemne de su misión. Es el enlace con el don del Padre a María y a Él en su seno. Ahora el mismo Espíritu confirma su envío. Anunciar la Buena noticia del reino no es el discurso de un heraldo, es una acción de vida.
Liberar, sanar, significan que el Señor actúa con su gratuidad. Nada ni nadie puede más oprimir al hombre; en adelante está llamado a vivir la libertad de los hijos de Dios. Este anuncio lo cumple Jesús servidor.
Esta proclamación de la misión es proclamación de la gratuidad de Dios, es decir, de su amor; por eso: “Amamos a Dios, porque él nos amó primero”. Y más: “El que ama a Dios, que ame también a su hermano”.
Quisimos ir a Nazaret para estar con María en su anunciación. Quisimos volver a Nazaret para estar con Jesús siendo educado por José y María. Volvamos hoy a Nazaret, una vez más, para que el Espíritu nos unja, nos envíe.
Dios no puede enviarnos a otra cosa que no sea cumplir su mandamiento, volver a nacer en Cristo: “todo el que ha nacido de Dios vence al mundo. Y nuestra fe es la que nos ha dado la victoria sobre el mundo”.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Homilía del miércoles 9 enero de 2019, TIEMPO DE NAVIDAD

Jesús no espera una reacción fanatizada de los que lo siguen, que son testigos de su acción. No quiere tener...

Close