home Lecturas del día Homilía del jueves 28 de diciembre de 2017, OCTAVA DE NAVIDAD

Homilía del jueves 28 de diciembre de 2017, OCTAVA DE NAVIDAD

Los Santos Inocentes, mártires
1Jn 1, 5-2, 2; Sal 123; Mt 2, 13-18

Tenemos dudas acerca de Dios. Algunos lo rechazan, otros no creen en Él, otros más tal vez no lo entienden. Quizá todos vivimos esas distintas situaciones ante Él. Por Jesús, sabemos que Dios es amor, que es Padre misericordioso. Y la pregunta de siempre. Si Dios existe y es amor, ¿por qué hay tanta injusticia, tanta maldad, violencia, guerras? Sobre todo, mirando la realidad en el mundo, ¿por qué los niños sufren tanto? ¿cómo es que los amenazamos de muerte?
Leyes fincadas en el odio, como queriendo castigar a los criminales, acabamos por permitir el asesinato del indefenso. Este pasaje de los Inocentes, cuya fiesta celebramos hoy, es expresivo en su realidad dolorosa. Herodes está cegado por el miedo a perder su poder, su dominio; es el miedo a la muerte que traemos y nos lleva a la mentira del orgullo que nos lleva a querer ponernos en el lugar de Dios, como dueños de la vida, de todo.
“Cuando Herodes se dio cuenta de que los magos lo habían engañado, se puso furioso y mandó matar, en Belén y sus alrededores, a todos los niños menores de dos años”. Esta reacción no está lejos de nuestra historia actual. Niños y niñas rechazados desde el seno materno, a algunos les hemos cortado la existencia ahí; otros esclavizados, maltratados. ¿Qué consecuencias trae este hecho en la historia humana?
La Madre Teresa de Calcuta decía que cuando una madre mata a su hijo, es que hemos llegado al culmen de la violencia; añadimos el usar niños para la guerra, la distribución de droga, pedir limosna y otras esclavitudes.
“Dios es luz y en Él no hay nada de oscuridad”. Que esta fiesta la miremos desde Jesús para descubrir el camino que hemos de seguir hacia la paz.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Homilía del miércoles 27 de diciembre de 2017, OCTAVA DE NAVIDAD

¡Qué mejor encuentro de amigos que lavarles los pies, darse como alimento en la Eucaristía! Aun cuando es abandonado, negado,...

Close