home Noticias HOMILÍA DEL JUEVES 30 DE NOVIEMBRE, XXXIV ORDINARIO

HOMILÍA DEL JUEVES 30 DE NOVIEMBRE, XXXIV ORDINARIO

Fiesta de San Andrés, Apóstol Rojo
Ro 10, 9-18; Sal 18; Mt 4, 18-22.

La eternidad del Padre se manifiesta en la realidad sencilla del Hijo que camina en la ribera del mar, se detiene para llamar a quienes elige para continuar la vida que desde la eternidad está realizando, en la comunión de amor trinitario.
Llama para que lo sigan a dos hermanos. No sólo los saluda, los pone en movimiento exterior e interior: “Ellos, dejando enseguida la barca y a su padre, lo siguieron”. Al renunciar al oficio, renuncian a su familia, su seguridad. Andrés y Pedro son pescadores. Ahora, en la línea de su vida Jesús los invita a un cambio: “Síganme y los haré pescadores de hombres”. Lo que aprendieron en su trabajo, parece decirles, ahora trasládenlo a la misión de Reino.
Jesús no nos quita nada, nos da todo, nos han dicho los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI. Aquí lo vemos. El oficio no desaparece, la habilidad adquirida no estorba. Todo se reorienta en el seguimiento de Cristo.
Así lo hacen Simón Pedro y Andrés. Según el relato de Juan, Jesús llama primero a Andrés y éste le avisa a su hermano Pedro: “hemos encontrado al Mesías”. Por eso la Iglesia en Antioquía le da el primado a Andrés.
Lo importante es que el Señor es quien nos llama respetando el lugar, la familia, el oficio o quehacer que estemos realizando. ¿Cuándo? Cuando Él quiere. Así puede ser en la infancia, adolescencia, juventud, casados, solteros.
Y llamados, convertidos en sus seguidores, llega el momento de enviarnos. Y ¡qué maravilloso es ser enviado! En primer lugar para el enviado mismo; y de la misma manera, para quien recibe al enviado, porque trae la noticia de Reino.
“¡Qué hermoso es ver correr sobre los montes al mensajero que trae buenas noticias!” Recordemos hoy que todos somos llamados y enviados.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Lecturas del 29 de Noviembre del 2017 (Miércoles de la Semana 34)

Pío XII dijo que él le tenía más miedo al cansancio de los buenos que a la acción de los...

Close