home Homilías Homilía del lunes 8 de enero de 2018, EL BAUTISMO DEL SEÑOR

Homilía del lunes 8 de enero de 2018, EL BAUTISMO DEL SEÑOR

1Jn 5, 1-9; Sal Is 12; Mc 1, 7-11.

Hemos visto que Juan el Bautista es hombre de la verdad. No usurpa ningún lugar, pese a su gran personalidad. Afirma: “Ya viene detrás de mí uno que es más poderoso que yo… yo los he bautizado con agua, pero él los bautizará con el Espíritu Santo”.
La verdad del Bautista es la verdad de Dios. El Precursor es sólo la voz. Esa Voz resuena en plenitud al ser Bautizado el Mesías: “Tú eres mi Hijo amado; yo tengo en ti mis complacencias”. El testimonio de Juan viene del Padre.
Esto que pareciera abstracto, lejano a nuestra vida cotidiana, es un camino de auténtica realización personal, comunitaria y social de los discípulos de Jesús, porque comienza, precisamente, con la aceptación de quien da la vida plena.
Jesús, Hijo de Dios, nos da la vida plena. Él viene con la fuerza del Espíritu para llevarnos al cumplimiento del amor del Padre: “¿quién es el que vence al mundo? Sólo el que cree que Jesús es el Hijo de Dios”.
Vencer al mundo significa superar la mentira que nos induce a rechazar a Dios y poner al hombre mismo como medida de los valores, de las virtudes, de las leyes y, en consecuencia, del desarrollo de la persona.
A veces usamos, erróneamente, el término trascender para decir simplemente sobresalir; cuando transcender es ir hasta la medida de Cristo, el Hijo de Dios y cumplir desde ahí el amor universal que, como servicio, nos proyecta al infinito.
Cumplir una ley escrita, a veces interpretada para provecho propio; ayudar a otro en la cómoda manera de dar sin salir de uno mismo y hasta cierta medida, capacitarnos para responder a las exigencias de los demás. Eso no es vivir.
Vivir en Cristo es crecer amando hasta dar la vida, rompiendo todo paradigma, crecer sirviendo.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Lecturas del Lunes 8 de enero del 2018 (Primera Semana tiempo ordinario)

Aunque nuestro trabajo sea aparentemente de poca importancia, debe ser realizado con la mayor perfección. Ese trabajo lo ve Dios...

Close