home Homilías Homilía del lunes 9 de abril de 2018, II PASCUA

Homilía del lunes 9 de abril de 2018, II PASCUA

LA ANUNCIACIÓN DEL SEÑOR, Solemnidad

Ap 12, 7-12; Sal 137; Heb 10, 4-10; Lc 1, 26-38
Sin olvidar que estamos en el tiempo de Pascua, entramos hoy a una Liturgia que nos ayuda a comprender nuestro encuentro con Cristo vivo. Cada uno vive esta realidad de manera muy personal. Todos descubrimos que Dios es cercano.
María recibe al Ángel, expresión de la cercanía de Dios. A pesar que el ángel le dice “llena de gracia, el Señor está contigo”, ella entra en un estado emotivo profundo, entre la admiración y el temor.
Lo que nosotros sentimos al recibir un reconocimiento, un premio, el afecto de alguien, nos impacta. Esto nos puede ayudar a comprender a María. Ella lo ve desde su deseo de Dios. En ella estamos quienes esperamos este encuentro.
Dios no es lejano. Está siempre cercano. Si nos abrimos a Él, lo encontramos. Y María lo acoge plenamente con la actitud que marca nuestra espiritualidad de discípulos: “Yo soy la esclava del Señor; cúmplase en mí lo que me has dicho”.
Escuchar, acoger, contemplar y vivir la Palabra, es el camino del discípulo con María. Dios nos busca en el contexto del Desierto, ese espacio interior que nos descubre en nuestra soledad, intimidad, por tanto también en nuestra fragilidad.
La Iglesia, la mujer del apocalipsis, en el desierto del Éxodo es liberada; Jesús vence al Maligno. El desierto es espacio entre nuestra pequeñez y la grandeza de Dios. Él en su misericordia viene a habitar con nosotros.
La Palabra se encarna permanentemente en los discípulos de Jesús, la Iglesia, para que sea, permanente su misterio de Pascua. Al celebrar hoy la encarnación del Verbo, agradecemos a María, la primera discípulo su respuesta.
María nos enseña el Camino para acoger al Hijo de Dios y, amorosamente, puede enseñarnos la docilidad al Espíritu, configurarnos con Cristo, decir: “Aquí estoy, Dios mío; vengo para hacer tu voluntad”.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Lecturas del 9 de Abril del 2018 (La Anunciación del Señor)

"Ese" es el poder del obediente sobre su Dios: así como el desobediente labra su ruina y la de su...

Close