home Homilías Homilía del martes 10 de julio de 2018, XIV SEMANA ORDINARIO

Homilía del martes 10 de julio de 2018, XIV SEMANA ORDINARIO

Os 8, 4-7. 11-13; Sal 113B; Mt 9, 32-38.

Ante la Encarnación del Hijo de Dios, podemos creer que sólo Él quiere y puede hacer todo para darnos la salvación, sin involucrarnos a todos.
El Hijo de Dios hecho hombre realiza signos del reino, y exclama, tomando en cuenta que: “La cosecha es mucha y los trabajadores, pocos. Rueguen, por lo tanto, al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos”.
De alguna manera nos está diciendo que Él solo no puede hacer todo, que tiene que haber más trabajadores para edificar el reinado del Padre. Sabe que podemos confundir a Dios con la presencia de otros poderes sobrenaturales.
El pueblo elegido se fue alejando del Señor, comenzando por someterse a otros reyes no elegidos por Él, y con dolor dice: “Aunque yo les escribiera todas mis leyes, las ignorarían como si fueran de un extraño”.
Elaborar leyes sin Dios es ir a la muerte: leyes sobre el aborto, sobre el inicio y el final de la vida, el matrimonio y la familia, aún en cosas más materiales como el trabajo, la comunicación social.
En la medida que crecemos en la fe, vamos creciendo en nuestra integridad, en la unidad interior de cada persona y en la comunión de la familia y la sociedad, ya que asumimos la identidad común y dignidad de hijos de Dios.
Cuando nos alejamos de Dios, nos alienamos, perdemos esta identidad y cada uno quiere ser Dios, o se busca ídolos que sustenten un supuesto poder que dé seguridad; nos traiciona aquí la conciencia de nuestra fragilidad de criaturas.
Querer seguir a Cristo, su vida, su mensaje, su Palabra, nos impulsa a asumir su misión como propia. Cuando nos demos cuenta de que Jesús nos llama a estar con, caminar y servir con Él, es que vamos madurando verdaderamente en la fe.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Lecturas del 9 de Julio del 2018 (Lunes de la Semana 14)

¡Tantas veces acudimos a Dios con poca fe! ¡Tantas veces, recibimos la comunión, participamos de la misa, pero con poca...

Close