home Homilías Homilía del miércoles 10 de enero de 2018, I ORDINARIO

Homilía del miércoles 10 de enero de 2018, I ORDINARIO

Por la evangelización de los pueblos.
1Sam 3, 1-10. 19-20; Sal 39; Mc 1, 29-39.

Jesús continua su misión de predicar y curar a los enfermos. Un acercamiento a todos por la Palabra y un contacto directo con los enfermos. Así mismo, “no dejó que los demonios hablaran, porque sabían quién era él”. Junto a estas acciones constantes, está otra fundamental en Él: “De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, Jesús se levantó, salió y se fue a un lugar solitario, donde se puso a orar”.
El maligno puede engañarnos diciendo que ya sabe quién es y a querer usurpar la autoridad del Señor, así entra en nuestro espacio como revelador. Jesús es cuidadoso de este principio, pues Él es el único que se conoce y conoce al Padre.
Como en los tiempos de Samuel, que no se dejaba oír la Palabra, y el joven profeta no podía entender quién le hablaba. El sacerdote Elí, con paciencia, lo va educando en el conocimiento de esta Palabra que viene de Dios.
La Iglesia tiene la misión de evangelizar, que consiste en llevar el anuncio de Jesucristo, de acuerdo al mandato que Él mismo le ha dado. Al hacerlo, la Iglesia necesita también hoy ayudar a los convocados a distinguir esta Palabra.
Hay muchas voces que resuenan en el mundo por diversos medios y en todos los ambientes. Unas ayudan, otras confunden, unas más, distorsionan la presencia del Señor. Es necesario que los evangelizadores estén atentos.
El modelo para cada agente, desde el obispo hasta los laicos, es Jesús a quien hay que seguir paso a paso. La oración constante, caminar recorriendo todos los lugares, atendiendo a los enfermos y necesitados.
Lo que impacta a los oyentes testigos de la acción de Jesús es la novedad de la doctrina. Cada evangelizador ha de descubrir, primero para sí mismo, y luego para anunciarla, esa novedad permanente de Cristo.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Lecturas del miércoles 10 de enero del 2018 (Primera Semana tiempo ordinario)

Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando. Simón...

Close