home Homilías Homilía del miércoles 2 de mayo, V PASCUA

Homilía del miércoles 2 de mayo, V PASCUA

Memoria de San Atanasio, obispo y doctor de la Iglesia
Hech 15, 1-6; Sal 121; Jn 15,1-8.

Jesús habla de sí mismo con lenguaje asequible a todos, utilizando imágenes de lo más común. La vid es frecuente tanto en la Sagrada Escritura como en la cultura de su tiempo. Es una planta que requiere muchos cuidados.
Ahora revela Jesús que su Padre es quien cuida al Hijo y purifica la relación que Éste tiene con sus discípulos. La Palabra aquí tiene la función de purificar, de llevar a la verdad.
Por eso afirma: “Yo soy la vid, ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante, porque sin mí nada pueden hacer”. Sólo en Cristo está tanto la vida como la salvación.
Estar con Jesús es estar escuchando sus palabras, que nos permiten quitar lo que estorba para la comunión y el fruto posible. Y también la oración será escuchada por el Padre: “pidan lo que quieran y se les concederá”.
Así lo entiende la Iglesia desde el principio. La Palabra que han recibido los discípulos es la que se ha de predicar y, al hacerlo, ha de ir purificando la mente y el corazón de quienes la acogen. Aquí entra el tema del discernimiento.
Escuchar, dialogar, dejarse iluminar en comunión, es un proceso permanente de la Iglesia que se da en los distintos niveles, desde el de la Iglesia Universal hasta el de la comunidad parroquial.
“La comunidad cristiana los proveyó para el viaje”. No es sólo ir, sino aprovechar el camino para difundir los acontecimientos que suscita la Palabra, la conversión de los paganos.
Y hoy celebramos a san Atanasio, un santo que, en la defensa de la verdad, supo dar testimonio del amor a Jesús, verdadero Dios y verdadero Hombre. Sin temor a la persecución, a pesar de ser desterrado cinco veces, mantuvo viva la fe.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Lecturas del 2 de Mayo del 2018 (Miércoles de la Quinta Semana de Pascua)

Muchas veces, no avanzamos en nuestra vida espiritual por la falta de unión con Cristo, sin él no podemos, solos,...

Close