home Homilías Homilía del miércoles 27 de diciembre de 2017, OCTAVA DE NAVIDAD

Homilía del miércoles 27 de diciembre de 2017, OCTAVA DE NAVIDAD

San Juan, apóstol evangelista
1Jn 1, 1-4; Sal 96; Jn 20, 2-9.

Cuando una persona amada muere, no podemos olvidarla; al contrario, parece que los recuerdos se agolpan en nuestro interior, a veces hasta parece que los percibimos con los sentidos: el oído, el tacto, la vista. Juan es discípulo de Jesús, alguien que ha experimentado la intimidad de su amistad, por eso corre veloz a su tumba ante el anuncio de Magdalena. Aunque llega primero, no entra; deja el lugar a Pedro, en su primado. Juan cree.
Esta experiencia se remonta al primer encuentro del discípulo con el Maestro; iba con Andrés, quien le lleva la noticia a su hermano Pedro: “hemos encontrado al Mesías”. ¡Qué maravillosa experiencia de amistad surge! Jesús, el Cristo, es para Juan una experiencia viva, cercana, tangible: “lo que hemos oído y hemos visto con nuestros propios ojos, lo que hemos contemplado y hemos tocado con nuestras propias manos”; y añade: “(eso) les anunciamos”.
Si el Hijo de Dios toma la condición humana es para realizar este encuentro, como lo describirá el Apóstol en su Evangelio, con personas concretas. Uno a uno llama a sus discípulos y los invita a conocerlo, estar con Él en casa.
Acompaña Jesús a su Madre y van los discípulos con Él a las bodas de Caná y manifiesta quién es. Dialoga con la samaritana, cura al paralítico, da vista al ciego de nacimiento, convive con Marta, María y Lázaro, a quien resucita.
¡Qué mejor encuentro de amigos que lavarles los pies, darse como alimento en la Eucaristía! Aun cuando es abandonado, negado, traicionado, al reencontrarse con ellos, parece que no ha pasado, sigue tratándolos como amigos.  ¿Cómo olvidar estos hechos de amistad? Aprendamos del Apóstol a crecer en la amistad con Cristo. Aprendamos a dar testimonio del encuentro personal con Cristo. Aprendamos a poner siempre en primer lugar el amor.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Lecturas del Martes 26 de Diciembre del 2017 (Octava de Navidad)

Nos toca vivir en un ambiente adverso para nuestra fe, y si bien no sufrimos en nuestro país persecuciones violentas...

Close