home Homilías Homilía del miércoles 8 de agosto de 2018, XVIII ORDINARIO

Homilía del miércoles 8 de agosto de 2018, XVIII ORDINARIO

Santo Domingo de Guzmán, presbítero
Jer 31, 1-7; Sal Jer 31; Mt 15, 21-28.

Con frecuencia escuchamos, o afirmamos, que somos católicos porque vamos a misa, porque tenemos una cruz o algún otro signo religioso, si no en casa, lo llevamos en el cuello o la cartera. Añadimos alguna devoción. El pueblo elegido se sentía ya salvado precisamente porque recordaba en su historia que era el que Dios había llamado. En esta escena, como en la del centurión romano, Jesús destaca la fe de esta mujer pagana.
Es desconcertante la actitud del Maestro. Primero no le hace caso a la mujer, después responde no a ella sino a los discípulos y, finalmente, la compara con una perra. Ese era el despectivo de pagano, no miembro del pueblo elegido.
La dureza de Jesús no intimida a la mujer “Es cierto, Señor; pero también los perritos se comen las migajas que caen de la mesa de sus amos”. Desde esa imagen de desprecio, que ella parece aceptar, habla al corazón de Jesús.
Con esto Jesús nos dice que lo que nos hace ser miembros o no del pueblo elegido no es la historia, la tradición, la pertenencia sociológica. Es la fe como respuesta personal a encuentro con Él, con la intención de vivir su Palabra. Esta Palabra nos anuncia la verdad de Dios: “Yo te amo con amor eterno, por eso siempre me apiado de ti. Volveré, pues, a construirte y serás reconstruida”. Este es el secreto que anuncia siempre la Iglesia, con el que convoca a la fe. Es lo que comprendió, por experiencia personal, Santo Domingo, de modo que toda su vida la dedicó a anunciar la Buena noticia de Jesucristo.
Funda la Orden de Predicadores, conocida como de Santo Domingo. Expresa un rasgo urgente, actual, del evangelio. Recordarlo no es sólo admirarlo, sino asumir como propia de todos bautizado esa tarea de predicar.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Lecturas del 8 de Agosto del 2018 (Miércoles de la Semana 18)

Jesús nos oye siempre: también cuando parece que está ausente y que calla. Quizás es en esos momentos, cuando más...

Close