home Homilías Homilía del sábado 29 diciembre de 2018, OCTAVA DE NAVIDAD V

Homilía del sábado 29 diciembre de 2018, OCTAVA DE NAVIDAD V

1Jn 2, 3-11; Sal 95; Lc 2, 22-35

María y José, probablemente después del tiempo de refugio en Egipto, siguen su vida normal, guardando la ley de la purificación de María, y la presentación del Niño. Así sucede este momento maravilloso.
Jesús es el hijo de María, y lo es del Padre. En vez de ser él sacrificado, sus padres ofrecen “un par de tórtolas o dos pichones”. La anunciación tanto a Zacarías como la presentación de Niño son en el templo, el lugar que es de Dios.
Ahora, aceptado la ofrenda de los animales Dios da su Espíritu a Simeón para que proclame la noticia: “ojos han visto a tu Salvador… luz que alumbra a las naciones y gloria de tu pueblo, Israel”.
Esta presencia del anciano es el eco del pueblo elegido que permanece fiel en la esperanza del Salvador: “al que has preparado para bien de todos los pueblos”. Dios cumple su promesa en quienes se abren a ella con fe.
Al culminar esta revelación, el profeta hace otra revelación: “Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción”. María, imagen de la Iglesia llevará “una espada”.
En la presentación del primogénito está el anuncio del misterio de su cruz. Es la vida de la Iglesia, entre el gozo y el sufrimiento, que engendra al nuevo pueblo de Dios. Somos nosotros esos testigos ahora.
Acojamos a quien es Luz de las naciones, vivamos en la verdad del amor de Dios en Cristo. María y José nos acompañan presentándonos con su Hijo, el Primogénito, ante el Padre.
Hoy el mundo necesita de la luz, en el sentido de la verdad, la coherencia entre la fe y la vida. Hoy la Iglesia tiene, con María y José, la misión de presentar con fe coherente al Dios que salva.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Homilía del viernes 28 diciembre de 2018, OCTAVA DE NAVIDAD IV

No podemos cerrar los ojos a esta realidad. Aún entre nuestros municipios, tal vez hay quienes vienen huyendo de su...

Close