home Homilías Homilía del viernes 19 octubre de 2018, XXVIII ORDINARIO

Homilía del viernes 19 octubre de 2018, XXVIII ORDINARIO

La Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo
Ef 1, 11-14; Sal 32; Lc 12,1-7

Jesús toca un tema complejo en el evangelio. La verdad en relación con la vida de cada uno, la fuerza de la verdad del evangelio que por sí sola se manifiesta, y la necesidad de fiarnos plenamente del Padre.
Podemos meditar a partir del final. Si tenemos plena confianza en el Padre y hemos cometido errores, lo mejor es reconocerlos, no esconderlos; para eso nos ha regalado el Sacramento de la Penitencia, que supone confianza en el Padre.
Cuánto escándalo han suscitado ahora los errores cometidos por miembros de la Iglesia: obispos, sacerdotes, laicos; no hemos valorado su significado. Nos unimos al Papa en la petición de perdón a la Iglesia misma, al mundo.
Por la fe sabemos que la predicación del Evangelio tiene su fuerza y dinamismo propios y resuena en todo el mundo. No podrá ser callado. Por la misericordia del Padre, somos llamados a la conversión y predicación permanentes. A través de Pablo, el Espíritu Santo nos recuerda cuál es nuestra identidad, la de los hijos de Dios. Somos herederos con el Hijo, Jesucristo, de su Reinado. Y quienes reciben a Jesucristo por nuestro testimonio, tienen la misma herencia.
El Espíritu Santo nos marca, el sello de propiedad del Padre que, por la Sangre de Cristo, hemos obtenido habiendo sido rescatados. En Cristo no perdemos nada, sino que ganamos todo, la victoria sobre le pecado y la muerte.
Hoy, al celebrar la Preciosa Sangre de Cristo, dispongamos nuestro corazón a la Verdad de la misericordia del Padre, a participar de la doble urgencia de la conversión personal y pastoral; a ser verdaderos discípulos misioneros.
Desde cada hogar, cada equipo de trabajo pastoral, cada ministerio, oremos en comunión porque este momento de purificación de la Iglesia traiga nueva fuerza en su misión, alimentados de la Sangre del Señor.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Lecturas del 19 de Octubre del 2018 (Viernes de la Semana 28)

En estos tiempos está de moda hablar de ser sinceros, de ser auténticos, de ser uno mismo o palabras parecidas....

Close