home Lectio Divina MARTES DE LA VIGÉSIMA TERCERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2015

MARTES DE LA VIGÉSIMA TERCERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2015

LA NATIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, Fiesta 2015

EVANGELIO DEL DÍA 08 DE SEPTIEMBRE DE 2015

La criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo

Lectura del santo evangelio según san Mateo 1, 1-16. 18-23

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán.
Abrahán engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá y a sus hermanos. Judá engendró, de Tamar, a Farés y a Zará, Farés a Esrón, Esrón a Aram, Aram a Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a Salmón, Salmón engendró, de Rahab, a Booz;Booz engendró, de Rut, a Obed;Obed a Jesé, Jesé engendró a David, el rey.
David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón, Salomón a Roboam, Roboam a Abías, Abías a Asaf, Asaf a Josafat, Josafat a Joram, Joram a Ozías, Ozías a Joatán, Joatán a Acaz, Acaz a Ezequías, Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amós, Amós a Josías;Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando el destierro de Babilonia.
Después del destierro de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel a Zorobabel, Zorobabel a Abiud, Abiud a Eliaquín, Eliaquín a Azor, Azor a Sadoc, Sadoc a Aquim, Aquim a Eliud, Eliud a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob;y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.
El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera:
María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo.
José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:
-«José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta:
«Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”.» Palabra del Señor.

COMENTARIO

Genealogía de Jesús. La genealogía nos ayuda a conocer nuestros orígenes, nuestras raíces. Para los Judíos era muy importante conservar viva la memoria de sus antepasados. de esta manera, el nacimiento de Jesús queda vinculado a la historia de un pueblo, Israel; una historia cargada de promesas y esperanzas, pero también de fragilidad y pecado.Una pequeña historia, en definitiva, que representa y de la que dependerá toda la historia humana.

Así lo ve Mateo al comenzar su Evangelio con la genealogía de Jesús, elaborando artificiosamente la cadena de generaciones hasta llegar a su punto culminante: un Hombre concreto, <<Jesús, llamado el Mesías>> (v 16). En Él confluyen la historia de la humanidad y la historia de las promesas de Dios, representadas por David y Abrahán.

Pero Mateo no nos está hablando de una historia en abstracto, sino de una real y concreta, una historia de hombres y mujeres que evocan todo lo que de bueno, de frágil, de éxito y de fracaso, de dolor y de sufrimiento existe en lla familia humana: Patriarcas, Sabios y Profetas; buenos y malos gobernantes; trabajadores, campesinos, desterrados, esclavos, nativos, emigrantes y prostitutas…

¿Quién, al leer esta primera página del Evangelio, se sentirá excluido de la familia de Jesús? ¿Quién no se sentirá llamado a participar de la plenitud de las promesas de Dios que se han hecho carne de un miembro de nuestra familia humana?

Al poner fin a la serie de nombres, Mateo intencionadamente, no llama a María esposa de José, sino todo lo contrario: José, esposo de María (vv 1-16).

Nacimiento de Jesús. La cadena de generaciones desemboca, por fin, en el último eslabón, no uno más sino único, definitivo y extraordinario: uno nacidode una <<virgen>>. Mateo se apoya en la promesa/profecía de ls 7,14, leída ya en sentido especificado por la tradición Judía. Mateo sigue esa tradición y la auntentifica en este relato que desarrolla con total claridad: la maternidad de María no es obra de José, sino del Espíritu Santo. Así habla el texto (1,20-23), y así ha permanecido en la fe de la iglesia.

¿Cómo reacciona José ante el aconteimiento del embarazo de María? Se dice que José era <<justo>>(v19) y no queria difamarla repudiandola públicamente; por eso, decidió hacerlo en privado. ¿Le sorprendió ver a María embarazada? ¿Es posible que su prometida no le hiciera partícipe del acontecimiento? No es éste el drama que acongoja su corazón.

Podemos pensar que la decisión de José tiene en Mateo un sentido más profundo: se siente perplejo y desconsertado, lleno de temor rverencial ante un misterio que intuye pero que le desborda. La instintiva reacción de huida ante la presencia del misterio de Dios es una constane en los relatos de vocación de todos los grandes personajes del Antiguo Testamento. Y esto es probablemente lo que el Evangelista quiere contarnos a través del drama humano de su relato: la <<vocación de José>> al servicio del misterio de la salvación.

Una vez que el ángel calma su temor, José, convertido en el padre legal del hijo de María, iniciará su misión e impondra al futuro recien nacido un nombre, Jesus, cuyo significado resume la nueva revelación que se hará realidad en su vida, muerte y resurrección: <<porque él salvará a su pueblo de sus pecados>> (v21). Así inicia José su vocación : encubrieno y protegiendo el misterio del <<Emanuel, Dios con nosotros>> (23), hasta que llegue su hora.

Read previous post:
LUNES DE LA VIGÉSIMA TERCERA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2015

EVANGELIO DE LA MISA Estaban al acecho para ver si curaba en sábado Lectura del santo Evangelio según San Lucas...

Close