Lecturas del 12 de Julio del 2019 (Viernes de la Semana 14)

La prudencia no es la falta de valentía para la entrega y para las empresas de Dios. La prudencia no debe confundírsela con la tibieza. No actuaron así los apóstoles. Buscaron en todo momento, con sus debilidades y con sus miedos, los mejores caminos para una rápida propagación de la doctrina de su Maestro, aunque esos caminos los llevaron a veces a molestias y contradicciones, y hasta el martirio. Aprendamos de nuestra Madre María, ella que vivió duante toda su vida con sencillez y prudencia, y pidámosle que sepamos imitarla todos los días y vivir conforme a su ejemplo y el de su hijo, Jesús.

Lecturas del Domingo 16 de Junio del 2019 (Solemnidad de la Santísima Trinidad)

Al persignarnos hacemos una señal de la cruz pequeña sobre la frente, la boca y en el pecho sobre el corazón, ¿qué están indicando? La cruz sobre la frente se refiere al Padre que está sobre todo; la cruz en la boca, indica al Hijo, la Palabra eterna del Padre, brotada desde el seno del Padre celestial desde toda eternidad; la cruz sobre el corazón simboliza al Espíritu Santo.

Lecturas del 15 de Junio del 2019 (Sábado de la Semana 10 del Tiempo Ordinario)

Al recomendarnos que renunciemos al juramento, Jesús revaloriza la palabra humana. Los contemporáneos de Jesús, para no usar el nombre de Dios, prohibido expresamente por la Ley, utilizaban toda clase de reemplazos, con los cuales a su manera de ver, quedaba su moral a salvo. Tal vez nosotros caemos muchas veces en estas mismas cosas. Tratamos de “cumplir” con lo que Dios nos manda, y nos engañamos… No son pocas las oportunidades en que también nosotros nos preguntamos, hasta dónde tal o cual cosa está permitida. Le regateamos a Dios un cumplimiento leal a lo que nos pide.

Lecturas del 13 de Junio del 2019 (Jueves de la Semana 10 del Tiempo Ordinario)

Hoy se habla mucho de conflictos, de tensiones, se predica el aplastamiento del adversario para solucionar los conflictos. El mensaje de Jesús es precisamente contrario. Jesús predica la “reconciliación”. Esta es la novedad el Evangelio. Lo que Jesús nos pide, no es un imposible, podemos vivir como Jesús nos pide porque “su gracia” nos ayuda a caminar por los caminos del Señor, a imitar y seguir a Cristo.

Lecturas del 12 de Junio del 2019 (Miércoles de la Semana 10 del Tiempo Ordinario)

el Señor nos pide que cumplamos toda la ley, hasta la última coma. Y no es una exigencia imposible, porque como el cumplimiento es por amor, entonces no hay unas cosas más importantes que otras. Cuando nosotros amamos, queremos satisfacer hasta en los más mínimos detalles los deseos de la persona a la que amamos. Por eso cuando amamos a Dios, ponemos atención en cumplir todos los mandamientos de su Ley. Cumplir con Dios de corazón es lo que va a hacernos plenamente felices. Por eso hoy, vamos a pedirle a María, a ella que fue fiel en todo a la voluntad de Dios, que nos eduque para que sepamos obedecer siempre las leyes de Dios y así colaborar en la construcción de su Reino aquí en la tierra.

Lecturas del 11 de Junio del 2019 (Semana 10 del Tiempo Ordinario)

El desear la paz a los demás, el promoverla a nuestro alrededor es un gran bien humano, y cuando está animado en la caridad es también un gran bien sobrenatural. Pero para poder transmitir la paz, es necesario tenerla en nuestro corazón. Y para ello es necesario estar cerca de Dios, porque la paz es un Don del Espíritu Santo. Jesús quiere que fomentemos en nuestro corazón grandes deseos de paz y de concordia en medio de este mundo, que parece alejarse cada vez más de esa paz, porque los hombres, en ocasiones no quieren tener a Dios en su corazón. A nosotros, los cristianos, Jesús nos pide que seamos apóstoles que dejemos paz y alegría por donde pasemos.

Lecturas del 10 de Junio del 2019 ( Lunes de la Décima Semana)

El mundo catalogaría las bienaventuranzas como las siete locuras de Cristo, pero para el cristiano son siete fuentes de alegría. El primer fruto de las Bienaventuranzas es el comenzar ya a adivinar en esta tierra la presencia del Dios vivo, el poder del Espíritu Santo en nuestras vidas. Muchos no cristianos, como Ghandi, entendieron que ése es el camino para la verdadera liberación. Hay muchos cristianos que viven hoy las Bienaventuranzas, que son pobres de espíritu, que comparten con el necesitado, que tienen una vida luminosa y transparente, que son solidarios con los oprimidos, que entregan su vida por el reino de Dios y su justicia. Hoy cabría preguntarnos, si nosotros vivimos las bienaventuranzas o si pensamos que son para otros.

Lecturas del Domingo 9 de Junio del 2019 (Solemnidad de Pentecostés)

Dios esta en nosotros y con nosotros. Está en nuestras manos para que podamos construir una sociedad más justa. Está en nuestras mentes para que podamos reflexionar sobre lo que es bueno y lo que es verdadero. Está en nuestro corazón para que podamos elegir lo que lleva a la vida y al amor. Vive en nosotros con la plenitud de la vida junto a Dios que Jesús hizo suya, aun como hombre, desde el momento de la Ascensión; vive en nosotros por el don del Espíritu Santo: “la extraordinaria riqueza de su poder”, como dice San Pablo. La riqueza de su poder hacia nosotros los creyentes. Vive en nosotros con la eficacia de su fuerza.

Lecturas del 7 de Junio del 2019 (Viernes de la Séptima Semana de Pascua)

Podremos ser apóstoles del Señor, sólo si sabemos amar. Son el amor y la humildad, las dos virtudes que debemos aprender de Pedro y tratar de vivir. Sólo cuando vivimos éstas virtudes seremos capaces de cumplir la misión que el Señor nos encomendó a cada uno de nosotros. Unidos en oración a María, pedimos al Señor que envíe su Espíritu con sus dones, para que nuestra vida crezca en Santidad.

Lecturas del 6 de Junio del 2019 (Jueves de la Séptima Semana de Pascua)

Desde hace siglos la Iglesia está extendida por todo el mundo, y los cristianos somos personas de todas las razas y todas las condiciones sociales. Pero la catolicidad de la Iglesia no depende de su extensión geográfica, aunque este sea un signo visible y una característica que nos ayude a creer en ella. La Iglesia ya era Católica en Pentecostés; nace Católica con el sacrificio de Jesús en la Cruz para la salvación de todos los hombres, y con la venida del Espíritu Santo. El Concilio Vaticano nos ha recomendado insistentemente la oración en favor de la Iglesia y de la unidad de los Cristianos. Pidamos con frecuencia a María, a ella que la invocamos como Madre de la Iglesia, que siempre nos ayude a ser instrumento de unión y de apostolado de la Iglesia de Jesús.