Lecturas del 14 de Marzo del 2019 (Jueves de la Primera Semana de Cuaresma)

Otras Celebraciones de hoy: Santos:San Jerónimo nos dice: “Está escrito: a todo el que pide, se le da; luego, si a ti no se te da, no se te da porque no pides; luego, pide y recibirás”. Sin embargo, a pesar de ser la oración algo infalible, a veces no obtenemos lo que querríamos. San Agustín dice que nuestra oración no es escuchada porque pedimos mal, sin fe, sin perseverancia, sin humildad, y porque pedimos cosas malas, es decir, lo que no nos conviene, lo que puede hacernos daño. En definitiva, la oración no es eficaz cuando no es verdadera oración.

Lecturas del 12 de Marzo del 2019 (Martes de la Primera Semana de Cuaresma)

Millones y millones de cristianos han rezado diariamente durante todas sus vidas la oración del Padrenuestro, y todos han recibido por ella luz, alivio, consuelo, orientación y fuerza. Solo es necesario que cuando la rezamos, lo tratemos de hacer de un modo conciente, confiado y sincero. Siempre vamos a recibir las gracias de nuestro Padre Dios.

Lecturas del 11 de Marzo del 2019 (Lunes de la Primera Semana de Cuaresma)

Son muchas las personas y los pueblos que no conocen a Jesús, que pertenecen a otras religiones o simplemente que no tienen religión y que sin embargo, se entregan generosamente al servicio de los pobres, de los oprimidos. San Juan de la Cruz dice que en el último día, nos juzgarán en el amor. Por eso cada uno de nosotros, que tenemos fe en Jesús, que lo conocemos, que podemos recibirlo en la eucaristía, tendríamos que preguntarnos, cómo estamos en el amor, deberíamos ver si no estamos un poco escasos de misericordia. Y cuando reconozcamos en nosotros ese escaso amor, seamos menos severos al juzgar. No juzguemos a otra gente, a gente que practica otra religión o tal vez ninguna, porque tal vez ellos sin conocer a Cristo y quizá sin saberlo estén más cerca de Él y de su reino que nosotros.

Lecturas del 10 de Marzo del 2019 (Domingo de la 1a Semana de Cuaresma)

Tengamos siempre presente que contamos en todo momento con la gracia de Dios para vencer cualquier tentación. Pero para ello, también necesitamos armas para vencer la batalla espiritual. Y esas armas son la oración, la Santísima Eucaristía y el Sacramento de la Penitencia, la humildad del corazón y una profunda devoción a la Santísima Virgen.

Lecturas del 9 de Marzo del 2019 (Sábado después de Ceniza)

Dios no quiere el “esfuerzo” y el “sacrificio” por sí mismos. Dios quiere el sacrificio para el gozo y la alegría. La cuaresma es tiempo de conversión, y esa conversión, lleva a renunciar, a dejarlo todo, como Mateo, pero con alegría –como lo hizo Mateo-. Este pecador deja su vida anterior y sigue a Jesús. Y esa conversión y ese renunciar a todo, le produce alegría. Por eso Mateo festeja su conversión con una fiesta. Y el Señor, asiste a esa fiesta, comparte y aprueba esa alegría de Mateo.Por eso hoy vamos a renovar nuestro propósito de “convertirnos a Dios”, de despojarnos de todo lo que nos separa de Él; para seguirlo y encontrar la “alegría” que sólo Él puede dar.

Lecturas del 8 de Marzo del 2019 (Viernes después de Ceniza)

La penitencia que enseña la Iglesia en este tiempo de Cuaresma significa un cambio profundo de corazón, bajo el influjo de la Palabra de Dios y en la perspectiva del Reino. La penitencia es el esfuerzo concreto y cotidiano del hombre para perder la propia vida por Cristo como único modo de ganarla; para despojarse del hombre viejo y revestirse del nuevo; para elevarse continuamente de las cosas de abajo a las de arriba donde está Cristo.

Lecturas del 7 de Marzo del 2019 (Jueves después de Ceniza)

Puede ser que encontremos nuestra cruz en una gran dificultad, en una enfermedad grave y dolorosa, en la muerte de un ser querido. En esos casos, debemos abandonarnos en las manos de Dios, con la certeza que si el permite nuestro dolor es para hacernos mas semejantes a Él. Si el Señor permite nuestra cruz, nos va a dar las gracias necesarias para llevarla y daremos fruto abundante. Pero lo normal, es que encontremos la cruz de cada día en las pequeñas contrariedades en nuestra familia, en el trabajo, en nuestro grupo, con nuestros vecinos. Tenemos que recibir esas contrariedades con ánimo y ofrecerlas al Señor sin quejarnos. La queja es una forma de rechazo a la cruz. Esta actitud nos va a ayudar a perfeccionarnos, a ser mas comprensivos, a ser pacientes, a comprender. Vamos a pedirle hoy a María, en los comienzos de este tiempo de Cuaresma, que no permita que rechacemos la cruz de Cristo. Queremos encontrar a Dios, queremos encontrar la felicidad y el camino es aceptar por amor a Cristo nuestra cruz de cada día.

Lecturas del 6 de Marzo del 2019 (Miércoles de Ceniza)

Y en el momento de la imposición de las cenizas, durante la misa de hoy, el sacerdote nos recuerda las palabras del Génesis, después del pecado original: Acuérdate hombre que eres polvo, y en polvo te convertirás. El Señor quiere que nos desapeguemos de las cosas de la tierra para volvernos a Él. Quiere que retornemos a la Fuente de la Vida y de la alegría: Jesucristo mismo es la gracia más sublime de toda la Cuaresma. Es el mismo quién se nos presenta ante nosotros en la sencillez admirable de los Evangelios.

Lecturas del 5 de Marzo del 2019 (Martes de la Octava Semana)

La gracia y el amor de Dios que son superiores a cuántos bienes materiales se pudieran anhelar. Quienes siguen al Señor con generosidad, obtienen ya en esta vida, un gozo y una paz que superan por mucho las alegrías y los consuelos humanos. Y además nos promete el ciento por uno, la vida eterna. Vamos a pedir a Jesús que respondamos siempre a su llamado a seguirlo. Que, al momento de desprendernos de las cosas que nos apartan de Él, lo hagamos con la generosidad de Pedro y los apóstoles; convencidos que la liberación de esas cargas que nos atan, nos permitirá vivir en mayor paz y felicidad, más cerca del Señor.

Lecturas del 4 de Marzo del 2019 (Lunes de la Octava Semana)

El enemigo más común de la alegría cristiana –que impide descubrir el gran tesoro del Evangelio-, es el apego al dinero y todo el mundo que lo rodea. En el fondo, este hombre “no era libre”. Cuando nuestro corazón está apegado a las cosas del mundo, nos quita nuestra libertad y la posibilidad de entrar en el Reino de Dios. Todos, en mayor o menor grado, tenemos el corazón apegado a algo. No siempre se trata de grandes riquezas, a veces nos aferramos “a lo poco” que tenemos y otras “a la ambición de tener más”. El Señor hoy nos mira a cada uno de nosotros con el mismo amor con que miró a este joven, y nos llama a nosotros como a Él a seguirlo, pero con un corazón desprendido de las cosas del mundo.

Lecturas del 3 de Marzo del 2019 (Domingo de la Octava semana)

Ciertamente, los santos no son ciegos y todos odian el pecado; y, sin embargo, no odian a quien lo comete, no juzgan, sino que le tienen compasión, le aconsejan, le consuelan, tienen cuidado de él como de un miembro enfermo, hacen todo lo posible para salvarlo (Doroteo de Gaza). Si uno de nosotros tiene un pie enfermo, llagado, ciertamente, no lo desprecia, no pide que sea amputado de inmediato, sino que hace de todo cuanto puede para salvarlo, incluso si está a punto de tener gangrena. ¿No debiéramos hacer lo mismo de cara al hermano, que ha pecado, desde el momento en que «nosotros, siendo muchos, no formamos más que un solo cuerpo en Cristo, siendo los unos para los otros?»

Lecturas del 2 de Marzo del 2019 (Sábado de la Séptima Semana)

Los cristianos de hoy solemos ser demasiado complicados y confiamos demasiado en técnicas y estructuras, cuando deberíamos ser como niños pequeños ante Dios, y confiar más en el poder del Espíritu. A los niños en tiempos de Jesús se los tenía por nada, eran “insignificantes”. Y este ser tenido por nada, nos dice el Señor que es la mejor entrada al reino de los cielos. Inocencia y limpieza de corazón, humildad y sencillez, son actitudes de los niños que necesitamos para ser verdaderos seguidores del Señor. Pidámosle hoy a María, nuestra madre, maestra y modelo, que nos tome de la mano y nos enseñe a ser “niños” ante Dios.