Lecturas del 8 de Agosto del 2019 (Jueves de la Semana 18)

En la vida hay preguntas de las que el hecho de desconocer la respuesta no tiene la menor importancia. Nos comprometen poco o nada. Por ejemplo, la capital de un país en Asia, los habitantes de un pueblo pequeño de la provincia. Hay otras cuestiones que sí es mucho más importante conocer y vivir: la dignidad de la persona humana, el uso y el sentido que le debemos dar a los bienes materiales, lo pasajero de la vida… Pero existe una pregunta en la que no debemos errar, pues nos da la clave de todas las actividades que nos afectan. Y esta es la misma pregunta que Jesús les hizo a los apóstoles en Cesarea de Filipo: Y ustedes, ¿quién dicen que soy?

Lecturas del 7 de Agosto del 2019 (Miércoles de la Semana 18)

Cuando tengamos necesidades urgentes, debemos pedirle al Señor, como lo hizo la mujer cananea ¡Señor, ayúdame! Es una estupenda jaculatoria para todas nuestras necesidades, tanto espirituales, como materiales. Acudamos siempre a Jesús, con insistencia y con humildad, con la seguridad de que todo lo que pidamos, si el Señor considera que es bueno para nosotros, nos será concedido.

Lecturas del Martes 6 de Agosto del 2019 (Fiesta de la Transfiguración del Señor)

A Jesús tenemos que verlo detrás de cada una de las circunstancias que nos toque vivir. No esperemos manifestaciones extraordinarias de Jesús. Ese Jesús glorioso que vieron Pedro, Santiago y Juan, es el mismo Jesús que se nos hace presente en las personas que nos rodean, o cuando hacemos oración. Es el mismo Jesús que nos perdona cuando acudimos a una confesión. Es sobre todo, el mismo Jesús que se nos ofrece en la Eucaristía, donde se encuentra verdadera y realmente presente con toda su gloria. Ese Jesús glorioso del monte Tabor, es el Jesús que está junto a nosotros cada día.

Lecturas del 5 de Agosto del 2019 (Lunes de la Semana 18)

Jesús cuida de quienes lo siguen. También de sus necesidades materiales. Pero busca nuestra colaboración, aunque siempre sea pobre y escasa. Así ha de ser el apóstol: un hombre que puede permanecer indiferente ante las necesidades de los demás, ha de acudir en su ayuda, aún a costa de su propio descanso, con prudencia pero con una generosa entrega y todo eso por amor a Dios y a los hermanos; el apóstol se debe entregar con toda su vida y con todas sus fuerzas.

Lecturas del 4 de Agosto del 2019 (Domingo de la Semana 18)

Cuenta un cuento Hindú cómo se atrapa un mono: Tómese un coco. Hay que vaciarlo, poner un poco de arroz adentro y atarlo a una palmera. El aguajero debe ser justamente tan grande para que un mono pueda meter apenas su mano. Cuando se ha llenado de arroz, la mano del mono se hace tan grande que no la puede retirar más. Pero como el mono quiere retener a toda costa lo que tiene en su mano, se queda atrapado. Y así mismo nos pasa a nosotros, nos quedamos atrapados por la avaricia, por el tener cada vez más, por vivir cada vez mejor, conforme a los criterios del mundo, y no nos damos cuenta que el bien mayor que tenemos que conseguir es otro.

Lecturas del 3 de Agosto del 2019 (Sábado de la Semana 17)

A Herodes le hubiera sido posible evitar la muerte de Juan, pero aunque se entristece al oír la extraña petición de la muchacha, cede, sin embargo, al impulso de placer insensato y del amor propio y falso respeto humano. ¿No se repite este triste hecho y por motivaciones parecidas, aunque en cosas de menor gravedad, en nuestra propia vida? ¿Cuántas veces hemos traicionado al Señor y a nuestros hermanos por el qué dirán? Vamos a pedirle hoy al Señor que seamos, a ejemplo de Juan el Bautista fieles a lo que Jesús nos enseñó, aunque a veces el precio a pagar sea el del aislamiento, la burla o el desprecio humanos.

Lecturas del 2 de Agosto del 2019 (Viernes de la Semana 17)

Vamos a pedirle a Jesús, que nunca se aleje de nosotros, y que aprendamos a valorar a los que tenemos a nuestro lado, que seamos siempre capaces de apreciar la sabiduría de los otros y nos alegremos sinceramente con sus pequeños o grandes logros. Dios se esconde en las cosas sencillas, en las personas humildes, y nosotros, no seremos capaces de descubrirlo si no deponemos nuestra soberbia, si no dejamos de lado los criterios de valor que da el mundo. Vamos a pedirle a María que nos ayude a reconocer a Jesús y a valorar a nuestros hermanos.

Lecturas del 1 de Agosto del 2019 (Jueves de la Semana 17)

El Señor quiere que nos movamos por amor a Dios y a nuestro prójimo. Pero nos enseña sobre el premio de la vida eterna, que nos espera después de la muerte. Y conociendo nuestra debilidad, también ha querido revelarnos adónde conduce el pecado, para que tengamos un motivo más para apartarnos de él, y proponernos cada día, seguir a Jesús. Pidamos a María que nos ayude a vivir siempre conforme a las enseñanzas que nos dejó Jesús, movidos por el amor a Dios y a nuestro prójimo, y por la esperanza de la gloria que nos espera en la vida futura.

Lecturas del 31 de Julio del 2019 (Miércoles de la Semana 17)

Si “poseer” el Reino de Dios, no suscita en nosotros esa misma atracción que despierta un “tesoro”, es que no lo hemos encontrado todavía, es que todavía está escondido. Jesús quiso confirmar a sus oyentes que el reino de Dios no está a la vista de todos ni al alcance de sus manos; se esconde a la mirada de la mayoría. Pero “puede” ser encontrado. Pidamos hoy al Señor, tener el deseo de encontrarlo y con él encontrar la alegría y la fuerza de dejar todo para conseguir el Reino.

Lecturas del 23 de Julio del 2019 (Martes de la Semana 16)

En el momento de nuestro bautismo, nos hicimos Hijos de Dios y hermanos de Cristo, pero hoy ¿realmente seguimos siendo familia de Jesús? Haber recibido el Bautismo, no es suficiente, para ser hermanos de Jesús, tenemos que abrirnos al Espíritu Santo y abrazar con alegría la causa de Jesús y comprometernos con el Reino. Nos une un Padre común, y seremos sus hijos y hermanos de Jesús, si en cada momento de nuestra vida, decimos como María, Sí , que se cumpla en mí tu palabra. Vamos a pedirle hoy a ella, a nuestra Madre, que nos ayude a ser dóciles a la voluntad de Dios, para hacernos merecedores a ser familia de Jesús.

Lecturas del 22 de Julio del 2019 (Lunes de la Semana 16)

Hoy, a nosotros también nos pasa que pedimos nuevos milagros para creer en el Señor y convertirnos a Él. La Resurrección del Señor no nos basta para decidirnos a seguirlo verdaderamente. Pero si no estamos dispuestos a creer y convertirnos, por más milagros que se realicen, no creeremos. Si no existe una buena predisposición, hasta los mayores prodigios pueden ser mal interpretados. El milagro es sólo una ayuda a nuestro razonamiento para que creamos en Dios. Pero si falta la disposición interior, si nuestra mente está llena de prejuicios, solo se verá la oscuridad, por más que tengamos adelante la luz más brillante.