Lecturas del 21 de Julio del 2019 (Domingo de la Semana 16)

El servicio es bueno y el Señor lo aprecia y nos lo pide, pero es más importante aún, nuestra relación con Dios, escuchar su Palabra y hacer oración. El discípulo de Cristo debe unir en su vida los dos servicios, dando preferencia al último. En Marta y en María, las dos hermanas, está representado el servicio cristiano que siempre debe estar alimentado por la palabra de Dios y la oración. Queremos especialmente hoy pedirle al Señor que seamos capaces de encontrar en nuestra vida el equilibiro necesario par dar a la oración y al trabajo, el tiempo debido.

Lecturas del 20 de Julio del 2019 (Sábado de la Semana 15)

La gente anda hoy tan necesitada como entonces. También ahora las vemos como ovejas sin pastor, desorientadas, sin saber a dónde dirigir sus vidas. La humanidad, a pesar de todos los progresos de estos veinte siglos, sigue sufriendo dolores físicos y morales, pero sobre todo padece la gran falta de la doctrina de Cristo. Las palabras del Señor siguen siendo palabras de vida eterna, y esta es la gran necesidad del mundo que tiene hambre de saciar su inquietud con las enseñanzas de Jesús.

Lecturas del 19 de Julio del 2019 (Viernes de la Semana 15)

El Señor quiere que antes de atarnos a los mandatos de la ley, que antes de darle culto a Él, atendamos las necesidades de quienes nos rodean. Ésta lección básica que nos da Jesús, tiene que ser la guía para nuestras comunidades cristianas. Para poder llevar a Dios a los hombres, tenemos primero que luchar por promover al hombre. Pidamos hoy al Señor, que nos abra los ojos ante las necesidades de los que nos rodean, para que demos a Dios el culto debido, pero anteponiendo siempre el AMOR a LA LEY.

Lecturas del 18 de Julio del 2019 (Jueves de la Semana 15)

Los cristianos, vamos a tener momentos en nuestra vida de dolor, de enfermedad, de preocupaciones. Si en esos momentos, aceptamos, el dolor, la enfermedad o las dificultades y las ofrecemos a Dios, no serán para nosotros motivo de opresión. Tengamos confianza, porque el Señor no va a permitir que llegue a nosotros una carga que no podamos sobrellevar acudiendo a Él en demanda de ayuda. Si alguna vez tropezamos con una contrariedad mayor, entonces Él nos dará mayor gracia para sobrellevarla. Pidamos a la Virgen que nos ayude a asociar nuestra cruz a la cruz de Cristo, y darle a nuestros sufrimientos y contrariedades un valor de redención.

Lecturas del 18 de Junio del 2019 (Martes de la Semana 11)

A ejemplo de Cristo que por nosotros dió su vida en la cruz, nosotros que somos sus discípulos debemos intentar seguir su camino. Jesús nos enseñó a no tener enemigos personales, a aborrecer el pecado pero a amar al pecador. El cristiano debe tener un corazón grande para respetar a todos, incluso a los que se manifiestan como enemigos. Y nos dice San Agustín, que ese corazón grande para los que se manifiestan como nuestros enemigos, no lo tenemos porque esas personas son ¨hermanos¨, sino precisamente porque queremos que ¨sean hermanos¨. Este Santo nos dice que debemos andar por la vida con un corazón grande para acoger a los que ya son hermanos, y también con ese mismo corazón grande, para que el que se manifiesta como enemigo, venga a ser hermano.

Lecturas del 17 de Junio del 2019 (Lunes de la Semana 11)

La actitud que nos propone hoy Jesús de no-violencia, de no hacer frente a los agravios, distan mucho de ser actitudes de debilidad. Por el contrario para poder cumplirlas, se necesita de una gran fuerza interior. ¡Debemos vencer en nosotros el espíritu de venganza¡ No se domina el mal cuando se le responde con la misma dureza. El mal recibido, queda siempre, en el fondo, exterior a nosotros… pero cuando lo hace uno mismo, al devolverlo, el mal gana una victoria suplementaria: entra en nosotros. Jesús abre otro camino a la humanidad: vencer el mal con el bien, responder al odio con el amor. Pidámosle hoy al Señor que alimentados con su Cuerpo y con su Sangre nos regala la osadía de devolver siempre bien por mal.

Lecturas del 15 de Julio del 2019 (Lunes de la Semana 15)

Ya sé Señor, no rehuiré más tu cruz, porque Tú la has plantado en el cruce de mi vida, y sólo en ella encontraré la paz que tan desesperadamente busco. Tú me enseñaste Señor, que sin cruz no se puede vivir; pero Tú tambien me dijiste que solamente quien además de llevar la cruz, SABE, sobre todo llevar la cruz, es verdaderamente feliz. Entonces Señor, ya que no puedo evitar la cruz, enséñame a saber llevarla. Pidamos hoy a María, a ella que supo aceptar la voluntad de Dios, y llevar erguida su cruz asociándose así, a la obra redentora de su Hijo, que nos enseñe a llevar la cruz de nuestra vida. Queremos nosotros también asociar nuestra cruz a la de Cristo, para así colaborar con Él en la redención del mundo.

Lecturas del 12 de Julio del 2019 (Viernes de la Semana 14)

La prudencia no es la falta de valentía para la entrega y para las empresas de Dios. La prudencia no debe confundírsela con la tibieza. No actuaron así los apóstoles. Buscaron en todo momento, con sus debilidades y con sus miedos, los mejores caminos para una rápida propagación de la doctrina de su Maestro, aunque esos caminos los llevaron a veces a molestias y contradicciones, y hasta el martirio. Aprendamos de nuestra Madre María, ella que vivió duante toda su vida con sencillez y prudencia, y pidámosle que sepamos imitarla todos los días y vivir conforme a su ejemplo y el de su hijo, Jesús.

Lecturas del Domingo 16 de Junio del 2019 (Solemnidad de la Santísima Trinidad)

Al persignarnos hacemos una señal de la cruz pequeña sobre la frente, la boca y en el pecho sobre el corazón, ¿qué están indicando? La cruz sobre la frente se refiere al Padre que está sobre todo; la cruz en la boca, indica al Hijo, la Palabra eterna del Padre, brotada desde el seno del Padre celestial desde toda eternidad; la cruz sobre el corazón simboliza al Espíritu Santo.