Homilía del 26 de mayo de 2019, VI DOMINGO DE PASCUA

El evangelio dice: “El Espíritu Santo y nosotros hemos decidido…”.Cuando se da un conflicto de tradiciones, que es algo metido en la vida de las personas, los discípulos se reúnen a discernir. El diálogo no es sobre qué idea tiene cada uno. Juntos buscan lo que el Espíritu Santo les dice. ¡Esa es la vida de la Iglesia y de cada uno de nosotros sus miembros! Ya no podemos ver la realidad sólo desde nuestros limitados criterios humanos.

Homilía del sábado 25 mayo 2019, V PASCUA

Hemos dejado fuera a Dios en muchos ámbitos de nuestra vida: el trabajo, la escuela, la vida cívica, aún la familiar. Estamos atrapados en el tren de la vida que dice no necesitar a Dios. Los asuntos de la familia, del matrimonio, en la cuestión política y laboral, los discutimos por leyes humanas interpretables por cada uno y muchas veces más con el sentimiento que con la razón. ¿Qué hay que buscar en una discusión, en un diálogo? Lo que Dios Padre nos está pidiendo o dando bajo la acción del Espíritu Santo para cumplir nuestra vida como Jesús la cumple.

Homilía del viernes 24 mayo 2019, V PASCUA

El diálogo en la Iglesia, sea universal, diocesana, en la parroquia, no es sólo llegar a un acuerdo desde lo humano. Supone escuchar al Espíritu Santo, es decir orar, meditar la Palabra, revisar la doctrina. Es lo que hace distinta a la Iglesia respecto a cualquier agrupación humana, la relación permanente con el Espíritu Santo. Analicemos nuestra vida a la luz del Espíritu.

Homilía del jueves 23 mayo 2019, V PASCUA

Si no tenemos cuidado de mantenernos en la comunión con Cristo, hay muchas cosas, aún a primera vista buenas, que pueden dañarnos: la devoción a un Santo o a una advocación de la Virgen, aún a un misterio de Dios. El centro es Cristo y un sacerdote debe dar el primer lugar a Él. No usando la Eucaristía para algo, y no lo que conlleva: gran gasto, desviación de la devoción misma.

Homilía del miércoles 22 mayo 2019, V PASCUA

Cuántas personas dicen tener fe y quieren anteponer sus tradiciones. No siempre lo hacen por saber, sino por no conocer a Cristo. Han vivido una fe arraigada en costumbres, recuerdos, pero no en la relación personal con Cristo. Esto sucede desde el inicio de la Iglesia. Algunos que quieren mantener, por encima de la persona de Cristo, sus tradiciones. La realidad actual en nuestra diócesis no es sencilla. Van apareciendo personas que, en acuerdo con alguna familia, se autodenominan sacerdotes y plantan un negocio religioso. También aparecen grupos religiosos de no clara procedencia. A nosotros toca vivir la comunión en Cristo que se continúa con la comunión con el Papa Francisco, el Obispo y los sacerdotes en la diócesis. Unidos a Cristo permanezcamos siempre.

Homilía del martes 21 mayo 2019, V PASCUA

Este Reino lo comenzamos aquí y ahora, no es para después de nuestra muerte física. Sí se dará al morir a este mundo, al pecado y resucitar a la vida según Cristo. Como discípulos misioneros tenemos ese camino. El ambiente, la atmósfera de nuestra relación con Dios es el amor, del amor viene la vida, nueva creación que realiza Cristo. Vivir la justicia, la caridad, construir la paz, es implantar con Cristo el Reino del Padre.

Homilía del lunes 20 mayo 2019, V PASCUA

Cuando Judas le pregunta a Jesús el por qué a ellos si se revelará y no al mundo, Jesús le dice ”El que me ama, cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a él y haremos en él nuestra morada”. Si Dios nos ha amado, nos ha revelado el camino para vivir en Él, su amor, Él se quedará con nosotros, lo conoceremos más, viviremos su voluntad. Si nos da todo pero no respondemos de igual manera, no seguiremos conociéndolo.

Homilía del viernes 3 mayo 2019, II PASCUA

Todos hemos aprendido que Dios está en el cielo y que si somos buenos, iremos con Él al cielo. Ahora, como adultos por la edad y queriendo ser adultos en la fe podemos preguntarnos, y ¿qué es el cielo? ¿qué es ser bueno?Ya no podemos pensar como niños, pues nuestras experiencias nos dicen que hay muchos modos de ver la vida, que hay muchas opiniones sobre lo bueno y lo malo, que ya no nos convence la idea de un cielo. Nosotros gozamos del cielo desde el momento de nuestro bautismo. Nuestra cruz es ese ascenso en el amor como servicio al mundo.

Homilía del 28 de abril del 2019, II DOMINGO PASCUA, MISERICORDIA

Mirando el texto del evangelio, podemos comprender el error, en cierto sentido, que estamos cometiendo como discípulos misioneros de Cristo, la Iglesia. En la semana santa trabajamos mucho, pero estamos ausentes en la Pascua. Cada uno anunciamos a Jesús viviendo los signos en fraternidad que nos da Juan “compañero de ustedes en la tribulación, en el Reino y en la perseverancia en Jesús”. La persecución permanece, la vida de justicia y caridad del reino nos identifica, la perseverancia en Jesús nos recuerda que somos nuevos. Vivamos en Cristo Resucitado cada día en comunión eucarística.