Homilía del miércoles 20 de junio de 2018, XI ORDINARIO

Somos superficiales, nos preocupa lo secundario. Al celebrar Sacramentos, atendemos más al escenario que a otra cosa: adorno, música, vestido, etc. En nuestras tradiciones, resaltamos lo externo: música, juegos pirotécnicos, adornar al santo, procesiones. Todo muy bueno pero si nos aleja del Señor es contraproducente. La clave que nos indica que obedecemos al Espíritu es la caridad. Además de los enfermos, hay muchos descartados destinatarios de esta acción; para encontrar a alguien necesitad no tenemos pretexto. Oremos ayunando y danto limosna.

Homilía del 17 de junio de 2018, XI DOMINGO ORDINARIO

¿Qué es este Reino del que habla Jesús? Es la presencia activa del amor del Padre que viene a habitar en quien lo recibe. Crecer en la vida del Reino implica estar dispuesto a crecer interiormente y exteriormente. …Dejarnos conducir por el Espíritu y abrirnos a los demás, es el inicio de nuestra participación en la vida del Reino. La apertura inicial tiene que llegar al don de sí mismo en el amor.

Homilía del miércoles 6 de junio de 2018, IX ORDINARIO

“… cuando resuciten de entre los muertos, ni los hombres tendrán mujer ni las mujeres marido, sino que serán como los ángeles del cielo”. En lo concreto, respecto al Matrimonio, vemos por qué es ‘hasta que la muerte los separe’. El amor de esposos es total entrega, es su camino de santidad. Fallecido uno, queda libre el otro para discernir lo que el Señor le pida. Cristo no ha querido atar a nadie, sino darle la libertad para caminar en santidad, los viudos disciernan si ese estado los lleva a la santidad o si el Señor les llama nuevamente al matrimonio.

Homilía del jueves 31 de mayo de 2018, VIII ORDINARIO

Jesús ya está resucitado, ya pasó al Padre, ya cumplió la Promesa, la Palabra dada a la humanidad. A nosotros nos toca caminar hacia esa plenitud y podemos avanzar cada vez que celebramos la Eucaristía y la vivimos en el mundo. La herencia eterna está como don actual para nosotros y la vamos realizando en la medida que obedecemos su mandato, el que nos da en ese mismo contexto de la Nueva Alianza, el servicio de hermanos en el amor mutuo. Ya no limitemos la Eucaristía a la Celebración, sino que llevémosla a la vida, difundiéndose hacia la humanidad.

Homilía del lunes 28 de mayo de 2018, VIII ORDINARIO

El que ama es libre, sólo puede amar quien es libre para dar su vida. Cristo nos pide libertad interior para seguirlo, renunciar a toda seguridad material, afectiva, aún de creencias personales. Quien está dependiendo de lo material, no es libre, no crece. …Dolorosamente, donde con más frecuencia vemos esta tensión entre ‘cielo’ y ‘tierra’, es en la familia. Los novios dicen unirse por amor. Pero no siempre están libres para amar. Dependen de la familia anterior, de roles sociales, del dinero.

Homilía del viernes 25 de mayo de 2017, TIEMPO ORDINARIO VII

Santiago nos propone dos virtudes. Hablar con la verdad, con autenticidad y, por eso, no murmurar; y la otra es la paciencia. Si anteponemos el amor en la vida de la comunidad, no vamos a mentir a nadie ni a desprestigiarlo. Y si vivimos el amor, no vamos a cansarnos de esperar y tener paciencia para llegar a la comprensión mutua, a que los resultados vengan en consecuencia de las actitudes. Indudablemente, esta vida de fe nos lleva a la reconciliación plena.

Homilía del jueves 24 de mayo de 2017, TIEMPO ORDINARIO VII

Sí, necesitamos el perdón de nuestros pecados. El Sacrificio necesario para este perdón de los pecados ya lo ha ofrecido Cristo de una vez para siempre. Ahora nos toca a nosotros ser ofrenda permanente con Él para vida del mundo. En la liturgia solemne expresamos esta realidad con el rito de la incensación de las ofrendas. El sacerdote inciensa el pan y el vino, el altar y la cruz, enlazando todo en Cristo ofrenda. Luego somos incensados como ofrenda. El celebrante nos invita a todos a orar para que nuestro sacrificio sea agradable al Padre, pues nos ofrecemos en su Hijo Sacerdote. Gocemos este misterio.

Homilía del martes 22 de mayo de 2018, TIEMPO ORDINARIO VII

Siempre habrá en la comunidad discusiones, rencillas que pueden también superarse, falta que nos ubiquemos en la causa, desde nuestro interior. “Gente infiel, ¿no saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios?” El mundo tiene sus criterios basados en egoísmo, autosuficiencia, corrupción, impunidad. Si vivimos eso, estamos rechazando a Dios. El camino del discípulo es acercarse a Dios porque: “él se acercará a ustedes. Que los pecadores se purifiquen las manos y se decidan por Dios los indecisos”. Buscar a Dios es seguir a Cristo en su Pasión, Muerte y Resurrección.