Homilía del 4 de enero de 2018, Navidad

“Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él ese día. Eran como las cuatro de la tarde”. Ir, ver, permanecer un día, expresan el camino de iniciación a la vida en Cristo. Jesús lanza a una nueva etapa a Pedro y a cada uno de los que va llamando. Caminar en la fe son pasos personales de crecimiento junto con el itinerario comunitario de acompañamiento, testimonio y anuncio constante del Ungido. Ir a Jesús, tocarlo, permanecer en Él, conocerlo, es la iniciación que revivimos en este tiempo de Navidad. Vivámoslo con gozosa esperanza, transformemos el mundo.

Homilía del miércoles 27 de diciembre de 2017, OCTAVA DE NAVIDAD

¡Qué mejor encuentro de amigos que lavarles los pies, darse como alimento en la Eucaristía! Aun cuando es abandonado, negado, traicionado, al reencontrarse con ellos, parece que no ha pasado, sigue tratándolos como amigos. ¿Cómo olvidar estos hechos de amistad? Aprendamos del Apóstol a crecer en la amistad con Cristo. Aprendamos a dar testimonio del encuentro personal con Cristo. Aprendamos a poner siempre en primer lugar el amor.

Homilía del domingo 24 morado, IV DOMINGO DE ADVIENTO

Dios quiere dialogar y habla claro; si no le entendemos puede explicarnos. De nuestra parte es necesario escuchar con todo nuestro ser: afectos, sentimientos, emociones, razón, libertad, fe… todo, como María. En la vida cotidiana no vemos ángeles, no cargamos con la Biblia ni con Jesús Eucarístico; vamos con lo que somos, hijos de Dios, guiados por su Espíritu, a quien tenemos ya la posibilidad de llevar a nuestros ambientes, a los demás.

Homilía del miércoles 20 de diciembre de 2017, III ADVIENTO

María nos enseña a disponernos ahora para que el Señor llegue, nos enseña a dialogar con el Señor en este Adviento. A preguntarle cómo puede ser que nosotros recibamos al Salvador; en dónde quiere Él habitar en nuestra historia. Qué le podemos ofrecer. Unamos nuestra existencia a la doncella de Nazaret, a la Morenita del Tepeyac, caminemos con Ella en la fe.

Homilía del martes 19 de diciembre de 2017, III ADVIENTO

En esta tercera semana de Adviento demos un paso más en nuestra conversión. Pasemos de lo exterior a lo interior, de lo superficial a lo profundo, de lo material a lo espiritual. Purifiquemos nuestro diálogo con el Señor. Escuchemos más al Señor, vaciemos nuestro corazón de dudas, palabrería que bloquea nuestro encuentro con Él, condiciones que le queramos poner a nuestra respuesta. Eso estorba. Allanemos el camino para encontrarnos con el Señor.