home Lectio Divina VIGÉSIMO TERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2015

VIGÉSIMO TERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 2015

EVANGELIO DEL DÍA 06 DE SEPTIEMBRE

Hace oír a los sordos y hablar a los mudos

Lectura del santo evangelio según san Marcos 7, 31-37

En aquel tiempo, dejó Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago
de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo que, además,
apenas podía hablar;y le piden que le imponga las manos.
Él, apartándolo de la gente a un lado, le metió los dedos en los oídos y con la
saliva le tocó la lengua. Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo:
—«Effetá», esto es: «Ábrete.»
Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba
sin dificultad.
É1 les mandó que no lo dijeran a nadie;pero, cuanto más se lo mandaba, con
más insistencia lo proclamaban ellos. Y en el colmo del asombro decían:
—«Todo lo ha hecho bien;hace oír a los sordos y hablar a los mudos.»

COMENTARIO

Sana a un sordomudo. LA novedad del Evangelio continúa en territorio extranjero, esta vez en la Decápolis. El sordomudo simboliza la actitud cerrada del mundo pagano frente al proyecto de Dios: sordo para escucharlo y tartamudo para proclamarlo. La sanación del sordomudo ratifica la actitud de los paganos que poco a poco abren sus oídos a la Palabra de Dios.

Permitamos que la Palabra de Dios invada todo nuestro ser; para que sea esta palabra la que nos conduzca en la vida y tranforme todos nuestros proyectos.

Read previous post:
SÁBADO DE LA VIGÉSIMA SEGUNDA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO 2015

Evangelio del Día 05 de septiembre de 2015 ¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido? Lectura del...

Close