Lecturas del 12 de Octubre del 2018 (Viernes de la Semana 27)

Tal vez en nuestras vida de cristianos mediocres, hay un demonio mudo, que nos impide jugarnos por Cristo, confesarlo delante de los hombres. Decía Pablo VI, que muchos cristianos estamos poseídos de ese demonio mudo, del miedo, de la falsa prudencia, de la falta de audacia necesaria para dar testimonio de la fe. Somos cristianos sin voz. Y el Señor hoy nos llama a decidirnos por Él, y a recoger con Él, ser vínculos de unión. Para recoger, para unir, se necesita mucha caridad y mucho amor. Es el amor el que une a los que se aman. Para desparramar sólo se necesita dejarse llevar por el egoísmo y la soberbia. Si en nosotros prevalece el Yo, vamos a desunir. Si en nosotros prevalece Jesús, nos estrechamos más con Jesús, y así nos unimos con todos aquellos que están también en Jesús.

Lecturas del 12 de octubre del 2016 (Miércoles de la Semana 28)

Muchas veces, quienes pensamos estar más cerca de Dios, criticamos que nuestro pueblo se contenta con una serie de ritos externos, con una religiosidad superficial, hoy deberíamos preguntarnos, a qué se debe ese comportamiento. ¿No será que la gente huye de una religión llena de preceptos y leyes y obligaciones bajo pecado, y busca en la superstición y en la magia un consuelo y una liberación de sus cadenas?

Lecturas del 12 de octubre de 2015 (Lunes de la Semana 28)

Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: «Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.

También para nosotros, Jesús es el signo, Él es el Camino, la Verdad y la Vida.