home Homilías Homilía del lunes 14 enero 2019, I ORDINARIO

Homilía del lunes 14 enero 2019, I ORDINARIO

Heb 1, 1-6; Sal 96; Mc 1, 14-20.
Juan es el precursor, tiene la misión de preparar al encuentro con Cristo. Su misión culmina entregando su vida, condenado por anunciar la verdad. Jesús toma de inmediato el lugar que le toca, anuncia el cumplimiento del tiempo.
El mensaje es claro: “el Reino de Dios ya está cerca. Conviértanse y crean en el Evangelio”. Poco a poco la Iglesia comprende que este Evangelio es Jesús, la Palabra que ha puesto su casa entre nosotros.
Comienza llamando a los primeros discípulos. Su misión es implantar el reinado del amor, que no es una idea sino la plenitud de la relación con Dios y con el prójimo. Por eso llama a quienes vivirán con Él esta experiencia de tal amor.
El camino es pasar de un oficio humano a un oficio divino, de pescar peces para el sustento diario, a pescar en el mundo, para una nueva humanidad. El Hijo de Dios no viene a copiar un modelo humano de vida; viene a revelar el divino.
Pues en realidad, como dice la carta a los hebreos: “Ahora, en estos tiempos, nos ha hablado por medio de su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas y por medio del cual hizo el universo”.
Sí, por medio de su Palabra, Dios ha creado todas las cosas, a nosotros a su imagen y semejanza; ahora, al encarnarse esta Palabra, viene para recrearlo todo purificándonos de nuestros pecados. Por eso somos una humanidad nueva.
Nuestra conversión es trabajo personal que consiste en dejar que Cristo actúe en nosotros, para que nos purifique de nuestros pecados. No pensemos sólo en los pecados de la humanidad, sino en el pecado personal.
Este pecado personal no es algo que hacemos mal, solamente. Se trata de decidir nuestra orientación siguiendo a Cristo como sentido de nuestra vida.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Homilía del domingo 13 de enero de 2019, EL BAUTISMO DEL SEÑOR

Podemos vivir nuestro Bautismo junto con el Hijo de Dios pues “Él se entregó por nosotros para redimirnos de todo...

Close