home Homilías Homilía del lunes 22 de mayo, VI SEMANA

Homilía del lunes 22 de mayo, VI SEMANA

De Feria
Hech 16, 11-15; Sal 149; Jn 15, 26-16, 4.

La valentía se apoya en una certeza, la certeza de una experiencia vivida, algo muy real en la vida, que no deja lugar a dudas. Los discípulos, después de la pasión y muerte de Jesús, salen valientemente y con toda verdad a predicar. Ellos viven dos realidades que Jesús les indicó desde antes: “el Espíritu de la verdad que procede del Padre, Él dará testimonio de mí y ustedes también darán testimonio, pues desde el principio han estado conmigo”.
El Espíritu Santo actúa en los discípulos, lo mismo que su experiencia de caminar con Jesús. La presencia del Espíritu no es amuleto de protección personal, sino fuerza para dar testimonio de lo que vivimos con Cristo. Es el mismo Espíritu que mueve el interior tanto del predicador como de quien recibe la Palabra que comunica. Esto nos ayuda a no apropiarnos de lo que no es nuestro sino don del Padre por Jesucristo, su Espíritu.
Tampoco podemos ahogar las mociones del Espíritu, las más sencillas, como la de esta mujer libia que acoge a los apóstoles, ni las más comprometedoras como es enfrentar la persecución, la muerte.
La Iglesia, como el Hijo de Dios encarnado, es conducida por el Espíritu Santo y en Él encuentra su luz, su gozo y su paz. Sobre todo en la verdad que alimenta y nutre su identidad y su misión. La verdad que el Espíritu Santo comunica a los discípulos, es la que proviene del Padre y del Hijo en comunión. El Padre ama, el Hijo ama; el amor de ambos en plenitud es el Espíritu Santo, en Él reside la verdad plena como amor. Esto explica la necesidad de recibir al Espíritu Santo, de buscarlo como base para la acción a partir de la oración, para todo el proceso de comunión y misión evangelizadora.

TAGS:

Vicaría de San Buenaventura

La Vicaría Pastoral Territorial de San Buenaventura es una de las cuatro vicarías que conforman la Diócesis de Cuautitlán, comprende mayormente parroquias ubicadas en los municipios de Melchor Ocampo, Cuautitlán, Tultepec y Tultitlán en el Estado de México.

Read previous post:
Lecturas del 24 de Mayo del 2017 (Miércoles de la Sexta Semana de Pascua)

Espíritu Santo, Amor del Padre y del Hijo, inspírame siempre lo que debo pensar; lo que debo decir y cómo...

Close