home Lecturas del día Lecturas del 12 de octubre del 2016 (Miércoles de la Semana 28)

Lecturas del 12 de octubre del 2016 (Miércoles de la Semana 28)

SANTORAL: Nuestra Señora del Pilar

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los cristianos de Galacia 5, 18-25

Hermanos:
Si están animados por el Espíritu, ya no están sometidos a la Ley. Se sabe muy bien cuáles son las obras de la carne: fornicación, impureza y libertinaje, idolatría y superstición, enemistades y peleas, rivalidades y violencias, ambiciones y discordias, sectarismos, disensiones y envidias, ebriedades y orgías, y todos los excesos de esta naturaleza. Les vuelvo a repetir que los que hacen estas cosas no poseerán el Reino de Dios.
Por el contrario, el fruto del Espíritu es: amor, alegría y paz, magnanimidad, afabilidad, bondad y confianza, mansedumbre y temperancia. Frente a estas cosas, la Ley está de más, porque los que pertenecen a Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y sus malos deseos. Si vivimos animados por el Espíritu, dejémonos conducir también por él.

Palabra de Dios.

SALMO Sal 1, 1-2. 3. 4 y 6 (R.: cf. Jn 8, 12)

R. El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la vida.

¡Feliz el hombre
que no sigue el consejo de los malvados,
ni se detiene en el camino de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los impíos,
sino que se complace en la ley del Señor
y la medita de día y de noche! R.

El es como un árbol
plantado al borde de las aguas,
que produce fruto a su debido tiempo,
y cuyas hojas nunca se marchitan:
todo lo que haga le saldrá bien. R.

No sucede así con los malvados:
ellos son como paja que se lleva el viento.
Porque el Señor cuida el camino de los justos,
pero el camino de los malvados termina mal. R.

Lectura del santo Evangelio según san Lucas 11, 42-46

«¡Ay de ustedes, fariseos, que pagan el impuesto de la menta, de la ruda y de todas las legumbres, y descuidan la justicia y el amor de Dios! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello.
¡Ay de ustedes, fariseos, porque les gusta ocupar el primer asiento en las sinagogas y ser saludados en las plazas!
¡Ay de ustedes, porque son como esos sepulcros que no se ven y sobre los cuales se camina sin saber!»
Un doctor de la Ley tomó entonces la palabra y dijo: «Maestro, cuando hablas así, nos insultas también a nosotros.»
El le respondió: «¡Ay de ustedes también, porque imponen a los demás cargas insoportables, pero ustedes no las tocan ni siquiera con un dedo!»

Palabra del Señor.

Reflexión

Este evangelio hoy, nos invita a revisar nuestra vida, a ver si se nos pueden aplicar los tres ¡ay! que Jesús dirige a los fariseos. Cuando los evangelistas recogen estas duras palabras de Jesús a los fariseos, lo hacen no para indicar que eran malos cumplidores de la Ley de Dios, sino para que las comunidades cristianas de todos los tiempos las interpreten como dichas para ellas y vivan la sinceridad del evangelio.

Cuando el maestro de la ley se siente aludido por la enseñanza de Jesús y aún ofendido por ella, Jesús le replica duramente y le quita la careta. Ellos, los doctores de la ley, están manipulando la buena fe de la gente y haciendo odiosa e insoportable la ley de Dios. Aquella ley que, según la voluntad de Dios, era ley de amor, alianza de amor de Dios con su pueblo, la han convertido en un código de tiranía.

Y a Dios-Padre le han hecho un dios policía y han hecho imposible a los humildes la entrada al reino. Pero, además, el Señor los acusa de hipócritas, porque no son capaces de tocar con el dedo las cargas que imponen a los demás.

Muchas veces, quienes pensamos estar más cerca de Dios, criticamos que nuestro pueblo se contenta con una serie de ritos externos, con una religiosidad superficial, hoy deberíamos preguntarnos, a qué se debe ese comportamiento. ¿No será que la gente huye de una religión llena de preceptos y leyes y obligaciones bajo pecado, y busca en la superstición y en la magia un consuelo y una liberación de sus cadenas?

Nuestro compromiso como cristianos es aprender a leer de nuevo el evangelio como pobres del Señor, y liberarnos nosotros también como los fariseos de la época de Jesús, de ese creernos superiores a los demás y de hacer cosas de cara a lo exterior, simplemente por cumplir. Muchas de las reprensiones de Jesús a los fariseos y maestros de la Ley, -los pastores de Israel- son también para nosotros, que recaemos una y otra vez en los mismo fallos que ellos.

La gente suele ser muy sensible a ese Dios vivo, Señor de la Vida, que se manifiesta en el Jesús del evangelio y en la solidaridad con los pobres y el compromiso con los hermanos. Por eso los cristianos tenemos que hacer presente a ese Señor de la Vida en nosotros, vivendo una vida donde el amor a Dios se note también en nuestra relación con los que nos rodean.

SANTORAL: Nuestra Señora del Pilar

En el archivo de la iglesia de Zaragoza se conserva un antiguo códice con los Morales de san Gregorio Magno. En sus últimas páginas se refiere la aparición milagrosa de la Virgen en ese lugar. Según dicha relación, escrita por mano anónima, Santiago el Mayor, hermano de san Juan Evangelista e hijo del Zebedeo, por inspiración divina y después de despedirse de la santísima Virgen, fue a predicar el evangelio a las tierras de España. Dejó, pues, Jerusalén y se dirigió al confín occidental de Europa. Pasando por Asturias, llegó a la ciudad de Oviedo, donde convirtió a un pagano. De esta manera, entrando por Galicia predicó en la ciudad de Padrón. Se encaminó hacia Castilla, llamada España Mayor, y pasando después a Aragón, conocida como España Menor, en Zaragoza, a orillas del Ebro, predicó y convirtió a ocho infieles.

Con estos conversos el apóstol hablaba durante el día del reino de Dios, y por la noche salía a la ribera del río para tomar algún descanso. En este sitio dormían un rato y después se entregaban a la oración, evitando de este modo ser molestado por los gentiles.

Pasados algunos días, estaba Santiago con dichos fieles, hacia la medianoche, dedicado a la contemplación y la oración. Dormidos por eI cansancio los ocho discípulos, el bienaventurado Santiago oyo voces y poniéndose inmediatamente de rodillas, vio a la Virgen, Madre de Cristo, sentada sobre un pilar de mármol.

María llamó al santo apóstol y le dijo: “He aquí, hijo mío Santiago, el lugar señalado y destinado para mi honor, en el cual por tu diligencia se ha de construir una iglesia en mi memoria. Mira bien este pilar en que estoy sentada, alrededor del cual colocarás el altar de la capilla. En este lugar obrará la virtud del Altísimo portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio, y este pilar permanecerá en este sitio hasta el fin del mundo, y nunca faltarán en esta ciudad verdaderos cristianos”.

Lleno de alegría el bienaventurado Santiago con esta visión y consolación tan maravillosa, comenzó inmediatamente a edificar una iglesia en aquel sitio y lo ayudaron en la tarea los ocho que había convertido. La basílica que se halla a la vera del Ebro tiene el referido pilar con un altar. Con el correr de los siglos este templo ha sido reconstruido, ampliado y embellecido hasta convertirse en el actual.

Como ya se dijo, el códice que menciona estos datos se conserva en Ia catedral de Zaragoza y es el monumento más sólido que se alega como prueba de esta piadosa tradición. Durante mucho tiempo se lo tuvo por escrito en el sigIo VII; la crítica moderna considera que lo fue entre el fin del siglo XIlI y comienzos del XIV. Innumerables peregrinos Ilegaban en tiempos antiguos, y llegan actualmente, a venerar la imagen de la Reina de ]os ángeles. El papa Clemente XII señaló el día 12 de octubre como fecha de la festividad de la Virgen del Pilar.

Otras celebraciones de hoy: Santos: Domnina, Evagrio, Prisciano, Edistio, mártires; Maximiliano; Walfrido, Monas, Salvino, obispos; Eustaquio, presbítero; Seafín, confesor; Amelio, Amigo, Fiacra, Florencio, mártires.

Read previous post:
Jesús nos hace libres no nuestras obras…

Pidamos al Señor que no nos cansemos de ir por este camino, que no nos casemos de rechazar esta religión...

Close